09 / 01 | Documento político, Mundo

LA VERDADERA MALDICIÓN DE HAITÍ


Los haitianos dicen “cuando en tu camino encuentras un hueso, recuerda que antes estaba recubierto de carne”. Refiriéndose a la actual situación del país que fue anteriormente la perla de las Antillas, las falsas teorías de una supuesta maldición no faltan. Las imágenes persistentes que acaparan las miradas en las portadas de los medios tradicionales, sumado al injusto y aprovechador negocio de caridad de algunos ONGs en la isla, contribuyen al lavado de cerebro que logra asemejar al pueblo haitiano a miserables salvajes condenados a sufrir un mismo destino fatal.

Un día, en un diario muy conocido de Argentina, leí con mucha emoción una nota promocionando el turismo de Haití, excitado, recorrí la longitud de cada línea para descubrir el misterio escondido en la profundidad de sus frases. Con una sonrisa de oreja a oreja dibujada en mi cara pude terminar mi lectura, feliz, pero grande fue mi decepción al terminar la nota y leer los comentarios en la misma, comentarios insensatos y que reflejan la deplorable estigmatización mediática de la primera República negra.

"Los haitianos dicen “cuando en tu camino encuentras un hueso, recuerda que antes estaba recubierto de carne”."

Compartir:

Entre terremoto y huracanes, Haití se vio devastada por más de 5 violentas catástrofes naturales durante la última década. Además de la notable falta de infraestructuras, la verdadera razón del frecuente castigo de la naturaleza es la deforestación de la flora haitiana. Este fenómeno se debe a la cruda realidad de este valiente pueblo que lo limita al uso del carbón de madera como principal fuente de energía (al menos 80% de las familias haitianas lo usan en sus cocinas). Como si fuera poco, la explotación maderera al beneficio de las sociedades norteamericanas productores de resina (lubricante aeronáutico) ha causado la destrucción total del mayor bosque haitiano en los años 60 (foret des pins: Wikipedia). Lo que tiene un gran impacto en la disminución de la biodiversidad por la desaparición de miles de especies de plantas y animales endémicos. Se perdieron medicinas y materiales potencialmente valiosas, lo mismo que el agua y el aire limpios. El impacto golpeó mucho a la medicina tradicional y la economía nacional.


Hasta la ocupación norteamericana en 1915, Haití pudo contar en su agricultura y la calidad de sus productos. Hasta los años 1980, la isla caribeña fue el primer productor mundial de café con una capacidad de producción de más de la mitad de la consumición mundial. Reputado como el mejor del mundo, lo utilizaban para mejorar los otros cafés según las enseñanzas a la escuela colonial de París en 1901. Los productos de Rhum Barbancourt (famoso ron haitiano de más de 150 años) son muy apreciados y han ganado muchas degustaciones y competiciones, y han ganado excelentes críticas de los conocedores del ron. La cerveza Prestige fue dos veces (2000 y 2012) medalla de oro de mejor cerveza en su categoría. Hace poco, Haití fue el mayor exportador de mangos de buena calidad hacia EEUU y hasta ahora los mangos haitianos dominan el mercado de Nueva York. La Exposición Internacional Bicentenaria de Puerto Príncipe lo convirtió en el primer país de la región en inaugurar (1949-1950) el turismo histórico-cultural con sus monumentos y su folklore. En 1975, el matrimonio Clinton lo eligió para pasar su luna de miel.

"Hasta los años 1980, la isla caribeña fue el primer productor mundial de café con una capacidad de producción de más de la mitad de la consumición mundial"

Compartir:

La economía de Haití fue autosuficiencia hasta que el arroz de Miami suplantó, por su bajo costo, a la cosecha nacional de las llanuras de Artibonite, caso similar es la exterminación de los cerdos criollos haitianos, que fueron vacunados por expertos estadounidenses y murieron como consecuencia. Es así que constantemente se fue destruyendo la producción nacional y favoreciendo las importaciones.

Detrás de la sonrisa de muchos poderes occidentales, se oculta la hipocresía histórica de prohibir a la primera república negra su desarrollo. Las maniobras fueron claras: alerta roja, severo embargo, interdicción de productos haitianos en sus mercados, injerencia política, la ocupación estadounidense de 1915 a 1934 que favoreció matanza, trabajo penoso, aniquilación de las instituciones y finalmente la ocupación ONUsiana de 2004 que continúa hasta hoy, cuyos soldados no sólo trajeron el cólera, sino que también, en muchos casos, parte de esa tropa fue acusada de violar a niños, niñas y mujeres, mientras respaldan a los políticos haitianos corruptos, entre otro millar de cosas. Los occidentales siguen amnésicos y ciegos frente a ellos. Haití es el único país del mundo que fue obligado a pagar “indemnizaciones” a los esclavistas después de todos los crímenes de la esclavitud sufridos y también obligado a pedir tres préstamos (1825, 1874, 1875) a la mismísima Francia. Durante medio siglo de los años 1800, la suma que se eyectó del tesoro público haitiano para enriquecer a los banqueros franceses y los antiguos esclavistas avecinó los 150 millones de francos oro. Hay que mencionar también la enormidad de algunas otras indemnizaciones reclamadas por Alemania, Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Como si fuera poco, el 17 de diciembre 1914, los estadounidenses sacan en pleno día a manu militari el stock de oro del país, propiedad del gobierno haitiano. También hay que mencionar la cantidad de políticos desleales y corruptos haitianos que defienden sus mezquinos intereses al detrimento del valiente pueblo. Es por eso que el Profesor Leslie F. Manigat constató que: “Haití no se ha convertido y no fue pobre hasta el siglo 19”, citando dos razones: “por un lado, que ha fallado el tren de las revoluciones técnicas e industriales con sus ´consecuencias modernizadoras´ (…) y por otro lado, fue elegido así para entrar en el esquema de rivalidades de las grandes potencias imperialistas en busca de ´colonias sin bandera´ y zonas de influencias.” (Leslie F Manigat, les deux cents ans d’histoire du peuple Haïtien 1804-2004 Collection CHUDAC, Port-au-Prince, mai 2002)

"Haití es el único país del mundo que fue obligado a pagar “indemnizaciones” a los esclavistas después de todos los crímenes de la esclavitud sufridos y también obligado a pedir tres préstamos (1825, 1874, 1875) a la mismísima Francia"

Compartir:

Los Estados Unidos todavía gozan de su estatus de poder imperial para enterrar enormes cantidades de desechos tóxicos en el suelo de Haití. El italiano Gianpiero Sebri, experto en tráfico de desechos tóxicos/radioactivos, ha revelado, en Arte.tv en el programa THEMA, cómo ha envenenado y destruido vidas en Haití con su trabajo (Revelation de Gianpiero Sebri en youtube). Es cierto que la responsabilidad de los cómplices y de los explotadores del interior es innegable, pero esta última no habría sido durante mucho tiempo contra el valeroso pueblo haitiano sin el apoyo de las potencias externas. Los medios de comunicación occidentales siempre han hecho un silencio total sobre las luchas llevadas a cabo por las organizaciones populares en Haití. Esto no les impide permitir la esperanza.

¡Haití verá definitivamente el final del túnel! Todos los pueblos oprimidos y especialmente los pueblos negros, tienen una deuda moral con Haití. Y éste nos impone el deber de solidaridad. Hemos podido medir la importancia de la lucha que debe llevarse a cabo para la rehabilitación de los pueblos negros en general y del pueblo haitiano en particular. Otra dimensión fundamental: el pueblo haitiano no necesita caridad, tiene derecho al respeto, al reconocimiento, a la justicia y a la solidaridad. Y aquí nuestro primer compromiso debe ser trabajar para borrar la imagen truncada de Haití y su gente. Tenemos el deber de popularizar la información justa sobre su historia, las causas de sus dificultades. En particular, mostrar lo absurdo es la tesis que afirma que la miseria en Haití se debe a su estatus de independencia. Nuestra solidaridad también debe ser práctica, a través del apoyo a las iniciativas de reconstrucción (reforestación, programas de desarrollo para el uso de energías alternativas y renovables), apoyo a los programas de solidaridad para el Construcción de infraestructuras sanitarias y educativas, apoyo a la economía artesanal que permite la entrada de divisas directamente en manos de la población.

(Algunos hechos fueron extraídos de un archivo de “Ase Pale Annou Lite” -APAL- de Martinica.)


You Might Also Like

15 Comentarios

  • […] Fuente: Panama Revista […]

    Reply
    • Luz says: 22 octubre, 2018 at 13:49

      No hay porque pelear todos ustedes son importantes….almenos para mi…😘

      Reply
  • J. Rony Michel says: 31 mayo, 2018 at 18:57

    Gracias por tu aporte a la historia de Haití, tierra de libertad

    Reply
  • Angelo Charles says: 10 julio, 2018 at 08:39

    Si solo los haitianos pudieran saber realmente su historia, es el mal más grande que los gobiernos haitianos hacen a su pueblo de no decirles la verdad y el conocimiento de su historia para buscar una salida juntos de esta pobreza y ignorancia
    Orgulloso de nuestra pero vergonzoso por lo que está pasando a mi país

    Reply
  • Silvana Ruiz says: 7 agosto, 2018 at 18:55

    Yo soy Mexicana y mi futuro esposo es Haitiano, ellos llegaron a México por el terremoto de 2010 y lo conocí hace 2 años.
    Es un hombre muy listo, inteligente, trabajador, responsable y le gusta ayudar al prójimo y eso fue lo que me enamoró.
    Estoy muy orgullosa de él y de saber que mis hijos tendrán un excelente padre, además de que serán criados en una mezcla de culturas.
    La percepción que tengo del pueblo Haitiano no solo por mi hombre, si no por la familia que conozco de él es así, personas muy trabajadoras, luchonas, responsables y siempre apoyando a los demás, jamás te niegan su apoyo, son capaces de quitarse el pan de la boca y obsequiarlo al necesitado.
    Creo realmente que son personas dignas de admiración.

    Reply
    • Enoeli says: 20 agosto, 2018 at 01:38

      Jajaja soy dominicano te voy a decir algo no confíe mucho en un haitiano

      Reply
      • He says: 29 agosto, 2018 at 07:59

        Porqué no te callas si no sabes nada de lo que dices.
        Primero Haití es tu papá.
        Fue culpa de estos Franceses que cedió una Parte de Haiti a los españoles.
        Los haitianos son mejores personas que los Dominicanos . Te lo aseguro.

        Reply
        • abenzan says: 23 noviembre, 2018 at 17:15

          Disculpe pero la historia no va así. La isla fue descubierta por los españoles y la colonizaron, luego llegan los franceses a la isla tortuga. Usándola como base fueron habitando el lado oeste de la isla. Los colonos españoles fueron retirándose al este. Los franceses traen negros esclavos a su lado, una enorme fuerza de mano obra que explotan sin misericordia, hasta que estos se rebelan y son el primer país independiente de América. Pero antes de eso las guerras entre francia y españa la moneda de negociación fueron las colonias, unas veces cedidas otras tantas recuperadas,. Pero todo eso es historia.

          La verdad que la pobreza de nuestros pueblos viene de la ignorancia que nos sumieron nuestros gobernantes. En Haití es peor que es dominicana. Porque por lo menos tuvimos algo de suerte en la construcción de un estado que aunque no funcione como debería, sirve para impulsar la algo a la nación. En nuestra hermana nación no corrieron con tanta suerte. Gobiernos incapaces de tener políticas de desarrollo. Sumidos en la pobreza más extrema, el pueblo Haitiano va involucionando como nación y no es culpa del ciudadano de a pie, son sus lideres, sus intelectuales.

          La corrupción tiene niveles increíbles en esa nación (al igual que en mi país) y la desconfianza entre ellos y hacia los demás es imposibilita cualquier intento de hacer funcionar ese estado. A veces llego a pensar que le han quitado tanto que ni la esperanza le queda a ellos.

          Sin hospitales para satisfacer sus necesidades, escasas escuelas, la seguridad colapsada. Son algunos de los problemas que tienen que enfrentar.

          Soy dominicano y los haitianos no son mi papa, pero son mis vecinos y juntos hemos tenido que enfrentar retos como pueblos. Pero que otros pueblos vengan a opinar de nosotros sin conocernos es insultante. Si hay odio entre nuestras naciones, pero también existe afectos entre ambos pueblos. El odio lo atizan extranjeros que no saben que tenemos diferencias que debemos de lidiar para aceptarnos ambos pueblos.

          El impacto en personas sencillas como lo son muchos dominicanos cuando no entienden a sus vecinos y su formas. Puede provocar situaciones difíciles. Pero también estemos claro. Somos un país, si a mi se me exige una formalidad para visitar una nación, no es verdad que sin entró sin permiso deben de aceptarme. No puedo llegar crear situaciones y esperar que los nacionales me acepten. Vemos como en otros países, de europa reaccionan ante la oleada de inmigrantes, algunos por racismo, otros por ignorancia, otros por miedo de ver que sus países se vean atrapados en cambios sociales que no pueden comprender o aceptar.

          La solución más obvia a la inmigración es trabajar los países de origen para que la gente no tenga que irse de ellos. La pobreza, la opresión y la falta de oportunidades son razones más que suficiente de uno emigrar. Ahora que es la guerra, el asedio de bandas, las miseria absoluta…

          Por cierto el Haití que mencionan en ese escrito no lo conozco… conozco el oprimido pueblo haitiano que vivió bajo la dictadura de Duvalier con sus Tontons Macute, la policía represiva que el tenía, reprimiendo la libertad. De cómo era negociado el trabajador haitiano por su mismo gobierno, con el de mi país, y los traían a cortar la caña de azúcar en los ingenios. Que luego ellos se quedaban en los bateyes en la industria azucarera porque de este lado tenían mejor posibilidad de vida que en su propio país. La deforestación causada por el uso del carbón, ya que son tan pobres que el gas es un lujo para ellos.

          Tengo amigos alla, personas nobles, sencillas y trabajadoras… estas cosas son vivencias personales, de esas personas. No una fantasía de verano.

          Y así como existen buenos Haitianos, existen buenos dominicanos, buenos argentinos, venezolanos, chilenos, colombianos y demás nacionales de otros países. Pero la verdad que también en cada pueblo existen lacras que no merecen ningún calificativo

          Espero que pueda entender esto.

          Reply
      • Osva says: 30 agosto, 2018 at 11:55

        e conocido bastante haitianos aca en Chile gente de trabajo, quiza un poco flojitos pero gente decente, mansa..

        de los dominicanos mejor paso en dar mi opinion…saludos

        Reply
      • José says: 19 octubre, 2018 at 18:16

        Callate la boca, no hablas de los haitianos hablas de to, en to no se puede confiar.

        Reply
      • justo nieves says: 4 diciembre, 2018 at 01:18

        Será los que se fueron a México en chile son flojos y chupa medias de jefes y sapos

        Reply
  • Marisol Campos says: 13 agosto, 2018 at 15:23

    Bravo por tan hermoso informe! Creo que no es necesario ser haitiano, para comprender la triste historia de Haiti. Los seres humanos hablamos de honestidad, de valores morales, de etica… . Y donde estan dichos valores, cuando vemos a un pueblo hermoso y valiente desmoronarse, bebiendo sus lagrimas, una y otraves. Sus mismos lideres abusan de su pueblo, roban las migajas que quedan, se alimentan de la muerte lenta de su propio pueblo. Donde estara ese lider, ese haitiano, que levante la bandera de su pueblo, que defienda y saque adelante a su gente? Me identifico desde el corazon con este valiente pueblo, en donde, todos prometen y nadie cumple. En donde cada periodo politico trae nuevas estrategias malignas. Perdon deberian pedirle a este gran pais, cuyos tesoros fueron saqueados y estirpados de su vientre, por gente sin la mas minima idea de lo que significa “humanidad.” La historia de Haiti podria compararse a la historia de muchos paises centro y suramericanos, en donde, sus lideres corruptos aparecen y se reproducen como hormigas y en donde sus ciudadanos siguen sufriendo una interminable historia de abusos, corrupcion y violencia.

    Reply
  • Manuel says: 6 octubre, 2018 at 23:22

    Yo soy dominicano y espero que haiti pueda melorar por que somos la una isla con dos paices,dos alas de una misma aves

    Reply
  • Nataly says: 9 octubre, 2018 at 10:19

    Quizas tengo mala suerte y ultimamente se cruzan en mi vida haitianos que emigraron a mi pais chile y son bastante machistas. Talvez no son todos asi pero aun no conozco uno solo que no lo sea.
    Fuera de eso creo que son trabajadores no temen a ensuciarse las manos.

    Reply
  • Ezequiel Soto Baez says: 23 octubre, 2018 at 16:40

    Todo los done que quieras darle a los haitiano busca los hechos históricos eso de que somos hijo de ellos Lean un poco (,no fue colon que descubrió la española
    A la mexicana que fue lo que vio palpo

    Reply
  • Dejanos tu comentario