12 de Abril de 2024 •

22:19

Ashburn
53°
algo de nubes
53% humidity
wind: 6m/s SE
H 57 • L 46
58°
Tue
59°
Wed
47°
Thu
53°
Fri
58°
Sat
Weather from OpenWeatherMap
TW IG FB

17 de noviembre 2023

Lucía Aisicoff

CON LOS DEDOS EN V

Tiempo de lectura: 3 minutos

Mientras Milei se perdía a sí mismo en el tramo final de la campaña, Massa se encontró con el que siempre intentó ser. El apoyo de Roberto Lavagna, la militancia que va de Juan Grabois a Pablo Avelluto, y la unidad en las urnas de Gerardo Morales y Milagro Sala lo consagraron como el candidato de la ancha avenida del medio. A Milei le dieron un golpe duro en el último tramo; fue su vice, Victoria Villarruel, que en lugar de acompañarlo a Rosario se armó un acto en Callao y Santa Fe para lanzar su propio logo: una V de color fucsia con la bandera argentina en la punta. Caminó por Recoleta saludando a la gente, sin leones ni águilas ni pogos con el tema de La Renga.  

Vestida de blanco con la escarapela en el corazón, Victoria provocó esa noche en lo de Joni Viale con que al país que Massa deja incendiado sólo se lo arregla con una “tiranía”. Los videos compartidos en Instagram le devolvieron el protagonismo que le había robado Macri. Un día después la insultaron en Aeroparque y ella aprovechó para responder a los gritos que no piensa callarse más. El video lo viralizaron los suyos y los que no la quieren, todos convencidos de que les suma en la campaña. Al lado de Villarruel se lo ve a su novio, el diputado electo Guillermo Montenegro, que revuelve el café sin inmutarse en pleno escrache. Victoria lo escondió todos estos meses, pero hace poco se animó a mostrarlo y ahora lo pasea como trofeo. Si ganan le quiere dar un cargo en la estructura de seguridad, así como antes lo metió en su fundación, en su partido y en el Congreso.

La pesadilla de algunos no es el desgobierno del loco de la motosierra, sino estar condenados a que nada cambie.

Compartir:

Milei le agarró la mano a Macri para escapar de la soledad, pero con ese apretón perdió la espontaneidad con la que había conquistado corazones. Hace tres semanas que duerme en el búnker del Hotel Libertador, donde su equipo organiza encuentros para mostrarlo al frente y apaciguar las quejas, aunque se resignaron al caos. A Villarruel nunca intentan callarla porque no responde al comando libertario, y a los demás les pusieron un bozal pero tampoco funcionó. Entre los chicos libertarios hay malestar por el cambio de actitud de Milei. A ellos jamás les espantó su locura, al contrario, fue lo que los entusiasmó. Ahora miran cómo dejó de ser el niño al que le hacían bullying y un día se vengó con la motosierra, para convertirse en el loco domado que deambula contenido, con la mirada tristona.

La pérdida de autenticidad podría ayudar a Milei a ganar el ballotage. En el macrismo sacan cuentas: creen que su faceta de animal apichonado le sumará entre los votantes de Bullrich que todavía le eran esquivos por haberlo visto en un camión con Carolina Píparo desenfrenada mientras Ramiro Marra cambiaba dólares en las esquinas. Por eso le dieron a Patricia un papel estelar en el cierre multitudinario de Córdoba.

Massa aceptó defender la democracia metiéndose en los grupos de chat de las mamis con spots en los que secuestran niños para robarles los órganos o se matan entre ellos con armas que encuentran en sus casas. Protegé a los chicos, Milei no. Elegí a un presidente, Milei no. Los golpes bajos se justifican para que gane el normal. Pero la audacia podría también volvérsele en contra si refuerza la otra campaña del miedo, la que arrancaron los libertarios y el PRO al instalar que viene a quedarse 20 años. La pesadilla de algunos no es el desgobierno del loco de la motosierra, sino estar condenados a que nada cambie.

Entre los chicos libertarios hay malestar por el cambio de actitud de Milei. A ellos jamás les espantó su locura, al contrario, fue lo que los entusiasmó

Compartir:

En las últimas semanas se vio a Milei incómodo en el debate e irritado en entrevistas donde sólo le hicieron preguntas amigables. La inexperiencia es lógica para alguien que saltó en pocos años de panelista a candidato presidencial, pero también genera dudas sobre qué pasará a partir del 10 de diciembre. Si pierde, ¿quién conducirá el bloque de diputados y senadores que ganaron por La Libertad Avanza? Algunos ya abandonaron el espacio antes de asumir. Si gana, desde el pacto de Acassuso muchos especulan con que el verdadero mando lo ejercerá Macri, pero el expresidente se corrió de la campaña en el tramo final y se muestra más interesado en el futuro de Boca. ¿Hasta qué punto le serviría a Macri hacerse cargo de un gobierno que ya se prevé caótico, en el que encima no tendrá la lapicera? Ya rompió Juntos por el Cambio y quebró al PRO, así que ahora podría arrancar una nueva construcción desde afuera. En la pelea de poder asoma Villarruel, que ya avisó que no se piensa callar y se anima a poner en discusión los consensos básicos del ’83 hasta acá. Tiene sello propio y pretende resignificar la época, así que espera su turno, paciente y con los dedos en V.

Bancate este proyecto¡Ayudanos con tu aporte!

SUSCRIBIRME