24 de Mayo de 2024 •

4:52

Ashburn
53°
algo de nubes
53% humidity
wind: 6m/s SE
H 57 • L 46
58°
Tue
59°
Wed
47°
Thu
53°
Fri
58°
Sat
Weather from OpenWeatherMap
TW IG FB

11 de noviembre 2023

Juan Di Loreto

PARA NOSOTROS, LA LIBERTAD

Tiempo de lectura: 4 minutos

1

La mala noticia es que nunca elegimos “lo menos malo” ni votamos “en contra de”. Elegir siempre es elegir un proyecto, aunque en la superficie digamos que no es el nuestro. Pero si lo elegimos lo es. Al menos por ese instante. Se puede votar en blanco, impugnar, irse a más de 500 kilómetros. Se puede hacer muchas cosas. Lo que no se puede: no elegir.

Ahora bien, hay muchos, que no son los de Twitter (X), que ahí, en la red social minúscula en número, pero intensa en interacción, se vive del sesgo, de la confirmación de uno mismo, de la declamación; volvemos: hay mucha gente que no parecen tener la información de la diferencia entre los candidatos. ¿Cómo haces para que esas personas “se enteren” y, una vez enteradas, actúen de una u otra forma? La dimensión del acto, de su dramatismo está indisociado de lo que sabemos de él. Ahí te das cuenta de lo que está en juego.

Elegir, aunque suene de autoayuda, es elegir un proyecto de vida colectivo. Porque, como dice Jean-Paul Sartre en El Ser y la Nada: “Todo lo que vale para mi vale para el prójimo”. Elegir es elegir con y por muchos otros. Juntos hacemos la cosa social, aunque la percepción es la del hombre solo.

¿Y si ahora se rompe todo? Y bue… yo ya estoy destruido. Las coordenadas de lo mal que podemos estar pueden ampliarse, pero hacemos como que lo desconocemos

Compartir:

Pero acá no hay soledad, no existe en el sentido que le queremos dar. Estamos tan atados, tan condicionados, formamos parte de un engranaje que nunca se rompe. Porque el lazo social, como gusta decir a los sociólogos, puede volverse lábil, débil, pero jamás se corta. Por amor, conveniencia, odio, enfrentamiento siempre estamos ligados a los demás. No damos un paso sin mover el engranaje. Tiran de nuestro hilo y nosotros tiramos el hilo del resto.  

Recordemos a Adan Buenosayres de Marechal:

Pero algo fallaba en su orgulloso razonamiento, y Adán lo reconoció enseguida.

—Con todo, un alma inmortal habitó ese cuerpo que ya está disolviéndose: un alma usó en ese cuerpo de su terrible libertad y lo hizo cumplir mil gestos dignos o abominables, prudentes o locos, ridículos o sublimes.

“Libertad terrible”. Los actos atados los unos a los otros. Los actos verdaderamente libres son los que más cuestan porque elegir nunca es del orden de lo fácil. Porque tiene que ver con los otros. La libertad en la que se piensa mucho en esta época es una libertad monádica. Leibniz, el filósofo y matemático, pensaba al mundo como una suma individual de unidades llamadas “mónadas”. Una soledad metafísica. Pero, aunque lo neguemos, el solipsismo es imposible. El Otro siempre va a estar ahí. Como se preguntaba el mismo Sartre: “¿Qué hay más real que el prójimo?”.

2

Los caminos de Argentina están claros como el agua. Pero claro, la transparencia de la realidad son los padres. Lo saben, pero lo hacen. Recordemos aquella mujer que decía sufrir el incremento desmedido del costo del colectivo por la falta de subsidio y su voto al candidato que los iba a sacar. El clivaje, esa separación del sujeto entre lo que dice y hace constituyen esa maravilla que es la ideología, que no es un “conjunto de ideas”, sino una maquinaria, un dispositivo de percepción que vive en la contradicción.

Pero adelante. El verosímil de lo que es posible ya está hecho pelota. La fuerza de lo social tiene una cosa de marea incontenible, pero no por mayorías que abrazan una causa. Es como que en algún momento pasa algo, no sabemos qué, pero algo en donde queda muy claro la forma real del modo de hacer política de cierta parte de la sociedad. La ecuación de largo malestar económico y un rumbo muy preocupante de la democracia parece confirmarse una vez más.  

¿Y si ahora se rompe todo? Y bue… yo ya estoy destruido. Las coordenadas de lo mal que podemos estar pueden ampliarse, pero hacemos como que lo desconocemos. Es tan ingenuo (o malintencionado) la creencia en “no va a hacer lo que dice” o “no lo va a poder hacer”. Una apuesta a la nada.

Leibniz, el filósofo y matemático, pensaba al mundo como una suma individual de unidades llamadas “mónadas”. Una soledad metafísica. Pero, aunque lo neguemos, el solipsismo es imposible. El Otro siempre va a estar ahí

Compartir:

3

Se puede esbozar dos escenarios muy hipotéticos (y seguramente equivocados) de lo que sucederá como resultados de nuestros votos.

A grandísimos rasgos, sabemos que de ganar Massa se vendrá un desdoblamiento cambiario y una actualización paulatina de las variables económicas hoy atadas. La inflación subirá al principio para luego, si todo va bien, ir bajando. No será un paraíso, pero la vida cultural y social no cambiarán tanto. Si bien se puede esperar hasta un “shock controlado” de la actualización de precios (a la redacción de este texto una Coca-Cola de 2 litros sale casi 4 veces más que un litro de nafta). El bienestar invisible de Argentina (educación y salud pública de calidad) no están puestos en duda. Podremos comprar todos los dólares que queramos a precio de mercado sin afectar reservas, pero el que rige productos y alimentos seguirá regulado en lenta devaluación.

De ganar el candidato libertario no sabemos bien qué nos deparará, esa es la certeza. Sí se puede hipotetizar en base a declaraciones. Una actualización de precios de la economía… se presume como un shock total sin anestesia. Menos proteccionismo económico en pos de liberar las fuerzas del mercado y un halo cultural que, en la previa, causa zozobra. En ese sentido hay que ver cómo la inclusión del PRO impactará en un futuro gobierno; moderando el proyecto dolarizador, por ejemplo. ¿Qué billete saldrá del cajero en 2024? Dios lo sabe.

Pero bueno, ya está. Las cartas están sobre la mesa. Los dos candidatos tienen 33 de envido, pero hay que ver quién es la mano. Los ansiosos, cuyo nombre es multitud, diría Borges, queremos dejar de decir y queremos ver los hechos.

Bancate este proyecto¡Ayudanos con tu aporte!

SUSCRIBIRME