7 de Diciembre de 2021 •

1:20

Buenos Aires, AR
21°
algo de nubes
82% humidity
wind: 7m/s E
H 22 • L 18
26°
Tue
27°
Wed
27°
Thu
25°
Fri
26°
Sat
Weather from OpenWeatherMap
TW IG FB

23 de octubre 2021

Juan Di Loreto

ÚLTIMO VIERNES

Tiempo de lectura: 2 minutos

La fiebre de un sábado azul

y un domingo sin tristezas

esquivas tu corazón

y destrozas tu cabeza

El protagonista de “Viernes 3 A.M.” parece responder con el “gesto definitivo” que pedía Nietzsche a la pregunta fundamental de la Filosofía: si la vida vale o no la pena ser vivida. Aprieta los dientes y bang bang bang

En el ápice mismo del tiempo encontramos a Albert Camus y a Charly García tarareando el mismo tema. No parece casual que el tópico de la muerte aparezca en contextos de agobio: París ocupada por los nazis, Argentina en plena Dictadura. Un tiempo en que cada gesto era determinante como decía Sartre sobre aquellos años: aparecer en una libreta o mirar mal a un oficial, todo podía condenarte a muerte.

Pero en la canción de Charly el suicidio se parece mucho a la íntima desesperanza absoluta. O a ese deseo de absoluto que es la muerte.

Los que no pueden más

Se van.

No parece casual que el tópico de la muerte aparezca en contextos de agobio: París ocupada por los nazis, Argentina en plena Dictadura

Compartir:

Como ya no puede proyectarse en el mundo, se va del mundo. El hombre que toma tal decisión suspende la incertidumbre: sabe precisamente el final que todos ignoramos (y que habita en cada posibilidad, como recuerda Heidegger). No puede más, porque no puede poder más. Un estado del espíritu que, como decía Camus, te “mina”. El eludir que implica la vida cotidiana, de la costumbre, se quiebra. Del que no se puede volver.

Cambiaste de tiempo y de amor

Y de música y de ideas

Cambiaste de sexo y de dios

De color y de fronteras

Pero en sí, nada más cambiarás

Y un sensual abandono vendrá y el fin.

Nada le alcanza al protagonista. Una posible interpretación (que se da a entender en Canciones argentinas de Sergio Pujol) es que se trata de alguien que no pudo escaparse a tiempo. Se quedó y se quebró fronteras adentro. No tuvo la posibilidad de la melancolía a su alcance. Este exilio interior resulta clave para Camus: “Es un exilio sin recurso, pues está privado de los recuerdos de una patria perdida o de la esperanza de una tierra prometida”. En ese sentimiento absurdo, de extrañeza de sí, Camus encuentra una “aspiración a la nada”, que Charly escribió en el ´79, en 15 minutos, que bien valen una vida, en algún lugar de San Telmo.

70 años de García | Dossiers

Bancate este proyecto¡Ayudanos con tu aporte!

SUSCRIBIRME