25 de Septiembre de 2021 •

3:36

Buenos Aires, AR
14°
muy nuboso
75% humidity
wind: 5m/s ENE
H 15 • L 8
17°
Sat
21°
Sun
17°
Mon
16°
Tue
17°
Wed
Weather from OpenWeatherMap
TW IG FB

03 de febrero 2021

Mercedes Viola

“EL ARTE DEBE CRIAR PREGUNTAS”

Tiempo de lectura: 5 minutos

En una colina de la Usina de Arte, situada en una ex fabrica de azúcar al nordeste de Brasil, en Pernambuco, se abre en vertical una herida roja. La obra de arte fue esculpida por la artista Juliana Notari, nacida en Recife en 1975, quien excavó en la tierra una herida que asemeja a una vulva.

En pocas horas la escultura da la vuelta al mundo. Hay quien aplaude y quien se escandaliza. Estamos más habituados a los símbolos fálicos, de hecho no nos escandalizan las torres, los obeliscos ni los postes de la luz.  

Sudamérica tiembla. Argentina – primer país del cono sur en hacerlo – legaliza el aborto mientras ésta opera se devela. Se llama Diva y es una herida larga treinta y tres metros, ancha diez y seis y profunda seis, recubierta de cemento y resina. No es el tajo neto de Lucio Fontana sino un una herida abierta, excavada a mano en las vísceras de una tierra ardida, que se abre roja en el paisaje y se refleja en pozo de agua a los pies de la colina.

Un buen deseo para una herida es que ce cierre, mas no para ésta. Esta herida mora sobre restos de azúcar, que tiene la capacidad de limpiar las heridas – lo sabían aquellos que aprendían de la observación y mantenían vivo el saber a través de la narración -, y quedará abierta como una invitación a pensar y dialogar alrededor de todo aquello que aún es injusto, que duele y sangra, bajo el sol calcinante de Pernambuco.

Non encontramos con Juliana en skype, ella se conecta desde Recife, yo desde Milán y nos entenderemos hablando portugués, castellano y algunas palabras de italiano.

¿Cómo aprendiste italiano?

Hace veinte años estuve en Milán, en el atelier de Giorgio Upiglio. Fue una etapa muy importante de mi formación. Es un grabador histórico, artistas como De Chirico y Picasso han grabado con él.

¿Dónde vivís ahora?

Me divido entre Rio de Janeiro, Recife y Parà, en la región amazónica.

¿Te esperabas la repercusión mundial que tuvo Diva?

Me esperaba una reacción porque sé que es un trabajo provocador, pero no esperaba que fuera tan fuerte y que sucediera todo tan rápidamente. Me asombró la capacidad de diseminación de un evento local en todo el mundo en tan poco tiempo.

En un negocio de cosas usadas, en la periferia, había encontrado mas de veinte espéculos ginecológicos de metal timbrados Dra Diva. Era el nombre de la ginecóloga y llamé así mi trabajo

Compartir:

¿En Brasil cómo fue?

La situación actual en Brasil, la coyuntura política, social y moral, más la reciente legalización del aborto en Argentina, han incendiado los ánimos de los sectores reaccionarios, creando el escenario propicio para fuertes reacciones. En otro momento probablemente hubiera sido distinto.

¿Una reacción mas liviana?

Hubiera habido una reacción de igual manera, y no por el sexo, no por la vulva, sino porque alrededor de la mujer se generan reacciones. La mujer tiene una historia de dos mil años de patriarcado, de represión, de violencia y de hipocresía. Con respecto al aborto, por ejemplo, éste gobierno es contrario, pero hasta el Ministerio de la Mujer sabe que el hecho de que sea ilegal perpetua una herida en la cual mueren las mujeres pobres.

¿Por qué se llama Diva?

Porque ésta producción artística, ésta forma de herida, de vulva, nace de un trabajo mío de hace muchos años. En un negocio de cosas usadas, en la periferia, había encontrado mas de veinte espéculos ginecológicos de metal timbrados Dra Diva. Era el nombre de la ginecóloga y llamé así mi trabajo. Intervenía insertando un espéculo a martillazos sobre una pared de la galería, del museo, como si esa construcción, ese espacio, fuera el cuerpo de la mujer.

¿Qué querías decir?

Quería hablar de la violencia que hay en la sociedad patriarcal. El patriarcado no es el hombre, es una máquina que está en todos lados: en los hombres, en las mujeres, en el modo de criar los hijos, en las leyes de los países, en las instituciones.

Vienen desde la derecha, la izquierda, de todos lados, y es lindo. Es democracia. Pero al mismo tiempo está la manipulación mediática. Hay ejércitos de robots que comentan informaciones falsas

Compartir:

En alguna entrevista has dicho che Diva es una herida, no una vulva. ¿Lo decís para alivianar? ¿Tenés algún temor, dada la situación?

No, yo no tengo miedo. No es una vulva. ¿Por qué hacer una vulva en una montaña? Es la herida que abre un campo de interpretación. En mi trabajo está siempre muy fuerte la cuestión de la violencia, la cuestión de la herida, y en éste trabajo, principalmente, abre un campo de reflexión hacia muchas cuestiones.

Diva es una grande herida en una antigua usina donde había mono-cultivación de caña de azúcar. Hay muchas heridas en éste lugar, heridas coloniales, la esclavitud. Te digo más: Diva es más herida que vulva.

A propósito de heridas coloniales hubo una fuerte polémica en base a una foto que habías publicado en Instagram.

Si, la mujer blanca y los negros trabajando, pero ese es un retrato de la realidad. No lo pensé así en ese momento. Era una situación tranquila, estábamos todos trabajando, y luego llegaron las críticas. No voy a cancelar esa foto. El arte es parte de la sociedad y la refleja. En cualquier lugar de Brasil,  desde la construcción hasta un set cinematográfico, quienes están haciendo el trabajo menos pagado y menos calificado, son los negros. Porque no hubo una verdadera sino una falsa abolición, porque no tuvieron acceso a la tierra, no tuvieron una reforma agraria, acceso a la salud, a la educación. Tuvieron que irse a las favelas, y mueren a cada instante. Por lo tanto el problema no es Diva, si vulva o herida, el problema es estructural.

Las heridas sociales van curadas. ¿Y la vulva interpretada como herida?

Es una herida abierta. Al mismo tiempo en ella se entra y de ella se sale,  ella genera, dona. Es muy interesante en éste sentido la relación de la tierra con la vulva, que provee y acoge. Es vida y muerte al mismo tiempo. La tierra que da frutos y la tierra a donde vuelven los muertos.

La tierra que has elegido está particularmente herida.

La cultivación de la caña de azúcar es un proceso violento, que depreda el terreno y elimina toda diversidad, porque para preparar el terreno debe ser quemado a fuego. El proyecto de la Usina de Arte, que me llamó para realizar éste proyecto, es el de reforestar ésta tierra, con jardines botánicos y con arte, con la participación de artistas nacionales e internacionales.

En las redes la sensación es que cualquier cosa se realice será criticada. ¿Qué pensás de éste instrumento?

La red es un gran calderón. Allí están desde las críticas más locas, bizarras y odiosas, hasta las críticas más constructivas y elaboradas, desde las cuales nacen diálogos interesantes. Vienen desde la derecha, la izquierda, de todos lados, y es lindo. Es democracia. Pero al mismo tiempo está la manipulación mediática. Hay ejércitos de robots que comentan informaciones falsas y mucha gente que a la cual no interesa conocer la verdad de las cosas. Hay mucha ignorancia que es facilitada por ésta tecnologia.

En cualquier lugar de Brasil, desde la construcción hasta un set cinematográfico, quienes están haciendo el trabajo menos pagado y menos calificado, son los negros

Compartir:

Habrás recibido críticas poco educadas.

Es más, muy violentas. Me han dicho que hubiera tenido que ser abortada y cosas de ese tipo.  Pero no tengo miedo. Hubo una crítica que me pegó, porque era un texto muy elaborado pero muy agresivo. Después, cuando entendí cuál era la intención, me protegí emotivamente.

La función del arte?

El arte es provocación. No debe dar respuestas sino criar preguntas, fricciones, otras formas de ver, de estar en el mundo, de sentir. Franco Berardi habla del efecto terapeútico del arte en el momento que vivimos. Un efecto que no es el de la terapia que trata el sujeto para hacerlo funcional, para que produzca, para que gire bien en el engranaje, sino otro tipo de terapia, que posee la capacidad de crear sensibilidad, que es el lugar del cual puede nacer la empatía que tanto falta y es tan necesaria en éste período. La capacidad de presentar preguntas y abrir el diálogo, sin tener necesariamente que encontrar respuestas.

Dejanos tu comentario

*

code

Comentarios

Bancate este proyecto¡Ayudanos con tu aporte!

SUSCRIBIRME