29 de Septiembre de 2022 •

15:00

Buenos Aires, AR
16°
cielo claro
38% humidity
wind: 7m/s ESE
H 17 • L 16
16°
Thu
17°
Fri
20°
Sat
23°
Sun
17°
Mon
Weather from OpenWeatherMap
TW IG FB

08 de abril 2022

Osvaldo Nemirovsci

Diputado Nacional (mc). PJ/ Río Negro

NO HAY NADA QUE IMPIDA RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS

Tiempo de lectura: 4 minutos

“Por consiguiente, ¿por qué no pensar que países como Cuba, Venezuela y Nicaragua, que también son víctimas de una guerra -bajo la forma de un bloqueo que configura un crimen de lesa humanidad- pueden verse objetivamente impedidos de garantizar el pleno disfrute de las libertades públicas y el respeto irrestricto de los derechos humanos a causa de esa situación?” Palabras de Atilio Borón en un supuesto debate con Gabriel Boric, donde el presidente chileno “golea” intelectual y políticamente al sociólogo y politólogo argentino. La vitalidad ética de denunciar la violación de los DDHH requiere que se critique siempre.

Nunca, pero nunca en serio, pueden las tradiciones progresistas y humanistas justificar que no se respeten los Derechos Humanos. La vitalidad ética de las denuncias que se hacen contra autoritarismos, transitorios o más perennes, violentadores de libertades públicas se sostiene sobre el equilibrio y la verdad en denunciar todo aquello que ofenda la dignidad humana, tanto sea en el cercenamiento de libertades públicas como en la disminución del cumplimiento en la vigencia de los DDHH, y eso es independiente de los gobiernos que dejan de honrar la dignidad de las personas.

Hasta el estalinismo y el fascismo recubrían de mendacidad su represión. Borón, las canta al mundo

Compartir:

Por eso, la frase de Borón es altamente peligrosa. Y no se morigera por su mención anterior a otros ataques a los DDHH como los correctos ejemplos que coloca sobre las tantas veces que EEUU los violó. Es más, podría entenderse la defensa de los gobiernos de los países que menciona Borón, desde interpretaciones instrumentales que expliquen que no hay violación a los DDHH y que, por ejemplo, Dora Tellez está presa en Nicaragua por algún delito común o que en Cuba existen leyes antiterroristas que hacen que ciertas acciones opositoras sean consideraradas como tales y sus ejecutores merezcan la legal punición que existe. Obviamente no compartiremos ese razonamiento, pero el debate transitará formalidades y legalidades. No cuestiones tan de fondo como darles entidad a hechos represivos en función de necesidades nacionales.

¡Es una de las pocas veces que se observa una defensa sostenida en el argumento de que SÍ se violan los derechos humanos, pero se hace en el marco de condiciones especiales que vive ese país y por lo tanto obtienen el salvoconducto de la justificación! Esas condiciones que según Borón, en una desacertada, cínica e inmoral definición la pone como “están impedidos de garantizar el pleno disfrute de las libertades públicas y el respeto irrestricto a los DDHH”. Hasta el estalinismo y el fascismo recubrían de mendacidad su represión. Borón, las canta al mundo.

No Borón, ese paisaje no existe en el pensamiento moderno de la política. No hay nada, pero nada que impida respetar los derechos de las personas. Usted, Borón, ¿está diciendo que por las especiales situaciones que afrontan Nicaragua, Cuba y Venezuela, por el bloqueo pueden, por ejemplo, detener opositores sin motivo, torturar, fusilar? Eso es “no garantizar los DDHH”. Eso es lo que usted describe como correcto.

Lo de Boric es muy bueno. Coherente con la historia proletaria y más humanista que en países vecinos, de la izquierda chilena, defiende los derechos humanos donde estos se violen. Mirando fijo y con los dos ojos a los autoritarios y represores. Posean uniforme de derecha o de izquierda

Compartir:

El piso filosófico en el respeto de los derechos humanos ha sido hundido con su interpretación sesgada. Todos los seres humanos, sin distinción alguna y en cualquier condición tienen en forma inherente la protección de sus derechos.

Desde el iusnaturalismo tan antiguo se consideran como doctrina ética y jurídica y derechos fundamentales, estén o no formalizados en normas, y su razón es que están determinados por la propia naturaleza humana. Y a nadie se le puede permitir violar la naturaleza humana. Y desde el positivismo jurídico, donde consideran el respeto a la dignidad humana solo como un valor ético no obligatorio salvo que esté incorporado al ordenamiento formal jurídico y se hayan suscriptos pactos y cartas internacionales de Derechos Humanos, aclaramos que Nicaragua y Venezuela son signatarios de múltiples pactos al respecto (PIDCP, PIDESC y Carta Internacional de DDHH) y Cuba, aunque no lo tiene ratificado, es firmante también.

O sea, que no se puede argüir que está en sus gobiernos y de acuerdo a las condiciones que sufran, plasmar o no estos mandatos. Es obligatorio, aunque usted no lo crea, que lo cumplan. Que como se puede ver, menos para Borón, son de estricto acatamiento desde la moral de los pueblos y desde el derecho.

Los DDHH resaltan y ponen en valor el respeto a la dignidad de las personas. Todos, todas, todes y todo lo que es humano, merece ser respetado en ese derecho. Con guerra, con bloqueos, con lluvia, tormentas y caídas de meteoritos. Todos Borón ¡Todos, aún los criminales más abyectos no deben ser obviados a la hora de respetarse sus derechos humanos! ¡Imagínese si no debe ser valorado para los opositores políticos!

Boric tendrá crédito político y fortaleza ética, cuando critique violaciones por parte de EEUU y OTAN. A Borón se le van a reír en la cara mientras le cuentan que EEUU y OTAN tienen “impedimentos objetivos” como él señala hoy

Compartir:

Es grave lo de Borón. Es de una sintomatología bastante recurrente en sus escritos. Pero una cosa es opinar y otra es lo que hace en este intercambio con Gabriel Boric, donde pone de relieve una posición casi lindante con infringir las leyes de protección de la democracia. No sé si no anda por ahí la cosa…

Lo de Boric es muy bueno. Coherente con la historia proletaria y más humanista que en países vecinos, de la izquierda chilena, defiende los derechos humanos donde estos se violen. Mirando fijo y con los dos ojos a los autoritarios y represores. Posean uniforme de derecha o de izquierda. Los actos imperiales y el atropello a las libertades públicas son de naturaleza imperialista y represiva respectivamente. Siempre. Los que confiamos en tradiciones políticas como el peronismo hacemos (no todos desde ya, pero sí la mayoría) del humanismo y el tercerismo, valores significativos. Desde ahí, no nos confunde el culebrerismo de quienes, creyendo valorar posiciones progresistas e izquierdistas, le hacen el juego a la derecha. Boric tendrá crédito político y fortaleza ética, cuando critique violaciones por parte de EEUU y OTAN. A Borón se le van a reír en la cara mientras le cuentan que EEUU y OTAN tienen “impedimentos objetivos” como él señala hoy, para cumplir mandatos de respeto a las vidas de quienes matan.

Bancate este proyecto¡Ayudanos con tu aporte!

SUSCRIBIRME