8 de Agosto de 2022 •

8:26

Buenos Aires, AR
7°
nubes dispersas
90% humidity
wind: 3m/s SSE
H 8 • L 5
13°
Mon
13°
Tue
13°
Wed
16°
Thu
16°
Fri
Weather from OpenWeatherMap
TW IG FB

COLOMBIA: DE TIKTOK A FACEBOOK, PETRO GANÓ TAMBIÉN EN DIGITAL

Tiempo de lectura: 18 minutos

Juan Sebastián Delgado (33 años) es vicepresidente de ACOPOL (Asociación Colombiana de Consultores Políticos) y co-fundador del Laboratorio de Estrategia Tierra Aire. Su empresa ha trabajado para el ex presidente Juan Manuel Santos así como para diferentes ministros, alcaldes y parlamentarios. En su blog de El Tiempo (el diario de mayor circulación de ese país) anticipó a partir del comportamiento online de los colombianos, contra todo pronóstico, que el contendiente de Gustavo Petro en una segunda vuelta sería Rodolfo Hernández. Conversamos con Delgado para entender qué pasó en esa elección y cómo pudo Gustavo Petro transformarse en el primer presidente de centroizquierda de Colombia y derrotar a Hernández. Hernández, autodenominado “el Rey del TikTok” que ganó relevancia su discurso “anti-corrupción”, de cara a la segunda vuelta fue superado por Petro, no sólo electoralmente sino también en los principales canales digitales. Más allá de que Petro superó decisivamente a Hernández en seguidores de TikTok y de Facebook, así como de Twitter y de Instagram, y despertó más interés en búsquedas de Google, Delgado analiza en profundidad los diferentes aspectos de la comunicación digital durante la última campaña electoral y cómo leerlos.

LM: Sabemos que es un cambio histórico para Colombia. La particularidad también de que haya sido con una candidata a vicepresidenta representante afrodescendiente como Francia Márquez.

JS: Hay un cambio en el panorama desde muchos aspectos. Uno, porque es la primera vez que en Colombia llega un gobierno de izquierda. Hemos tenido gobiernos de centro, hemos tenido gobiernos de centroderecha y de derecha, pero es la primera elección donde un candidato abiertamente de izquierda llega a la presidencia.

Lo segundo es la particularidad desde donde eligieron a Gustavo Petro. Me explico: si miramos el mapa de dónde ganó abiertamente él, pues vemos que como los alrededores del país, es decir, todo lo que es Pacífico, todo lo que es valle, todo lo que es costas, fue donde mejor resultado obtuvo. Y si uno se pone a analizar un poco y a profundizar un poco, pues encontramos que en muchas de esas regiones hay afro, hay indígenas, hay raizales, hay minorías étnicas, entre otras cosas, lo que incluye la vicepresidenta electa llama “los nadies”, y si uno se pone a mirar el tema social colombiano, encuentra que es la primera vez que esos grupos sociales se ven representados realmente por alguien que lo ven como un par, que en este caso sería Francia Márquez.

Y un tercer ítem es que fue una campaña muy digital, fue una campaña donde Rodolfo Hernández, que quedaba segundo, sobresalió en diferentes elementos, especialmente en los contenidos que generaba en Tik Tok, que eran un poco disruptivos, pero más allá de eso, Gustavo Petro tampoco se quedaba atrás porque viene construyendo una comunidad digital desde hace muchos años, y pues finalmente aquí la logró activar de tal forma que es hoy el presidente electo. Esos son tres elementos importantes en esta elección.

"Es la primera vez que en Colombia llega un gobierno de izquierda. Hemos tenido gobiernos de centro, hemos tenido gobiernos de centroderecha y de derecha, pero es la primera elección donde un candidato abiertamente de izquierda llega a la presidencia."

Compartir:

L: Durante los últimos diez días de campaña de la segunda vuelta, se vio un cambio fuerte en relación a Rodolfo Hernández, sobre todo teniendo en cuenta que, por lo menos para algunos, de alguna manera pareció como que Rodolfo se escondió un poco. ¿Cómo ves esto desde tu análisis?

JS: Ese “se escondió” sonó un poco duro, pero sí fue más o menos la impresión que se generó. Lo primero es que Rodolfo fue más reactivo que propositivo, es decir, hubo varios escándalos que salieron durante las tres semanas de segunda vuelta, algunas cosas incluso viejas, no que él hubiera dicho en campaña sino que las dijo cuando era alcalde o las dijo cuando renunció, etc., pero se las sacaron y él, en lugar de algunas dejarlas pasar o cambiar la conversación, se concentró en responder, y responder a punta de boletines de prensa o algún que otro Facebook Live, pero, reitero, fue muy reactivo, poco propositivo en ciertas cosas.

Lo segundo es que cobraron mucho más protagonismo su consultor o su estratega, que es Ángel Beccassino, incluso Luciana Becassino (su hija) y la líder de comunicaciones del equipo Luisa Olejua, pues el éxito lo habían tenido en temas digitales, y no tanto él. Entonces, fue una campaña donde, curiosamente, su equipo cobra más protagonismo que el mismo candidato.

Y el tercer elemento es que ya había pasado la novedad, es decir, cuando Rodolfo, un hombre de 77 años, pasa a segunda vuelta, entre otras cosas, impulsado por lo digital, era novedoso, era un outsider, era un anti-establecimiento, etc. Pero ya cuando estás en segunda vuelta, pues todos los ojos están sobre ti, en este caso, Rodolfo no supo de cierta manera asumir eso, y tuvo ciertos errores, y lo hemos dicho muchos consultores: “Aquí gana el que menos se equivoca”, y en este caso fue Gustavo Petro el que menos se equivocó.

Entonces Hernández no “se escondió” pero se concentró en responder y finalmente no entendió que tenía que seguir generando contenido disruptivo, generando contenido cercano, siendo ese distinto digital y distinto en política por el que habían votado antes.

L: Es interesante lo que señalás porque la campaña de Ángel Beccassino fue muy elogiada. Haber observado un mayor protagonismo de Ángel Becassino en las comunicaciones sobre Rodolfo Hernández… ¿Puede tener que ver también con que Rodolfo Hernández no era un candidato con un partido sólido y que tuviera como un entorno bastante pequeño?

JS: Es que, finalmente, hasta cierto punto las comunicaciones de Rodolfo Hernández fueron un enigma. Me explico. Partamos de algo, hay que contextualizar un poco más, y es que Rodolfo Hernández per se era un enigma, ¿en qué sentido? En que nadie sabía si era del todo derecha o era de izquierda, o qué pasaba con el hombre, porque, pues, tú lo dijiste: no tenía un partido político como tal, tenía un movimiento, que era la Liga de Gobernantes Anticorrupción, que el mismo movimiento solo había llevado un par de congresistas en las elecciones de marzo, entonces él de por sí era algo que tratábamos de descifrar, ¿sí? Y que también eso generó un cierto interés.

Ya en la segunda vuelta, las comunicaciones ya dejaron de ser tan “enigma”, entre comillas, porque -reitero- hubo un protagonismo significativo de Ángel, un protagonismo significativo del equipo de comunicación, especialmente del equipo de comunicación digital. Entonces ya no era tan novedoso esto, Hernández tenía que ser el protagonista, no su equipo, no sus comunicaciones sino él, él tenía que ser el protagonista, salir, obviamente a partir del tema digital que era su fuerte, pero salir a hablar de lo que se venía. Era el “qué va a hacer” más allá de hablar de corrupción, la gran pregunta que había alrededor de Rodolfo Hernández, cuál era su programa de gobierno, que aunque está en un documento, pues él no lo explicaba o no lo explicó muy a profundidad, como sí hizo Gustavo Petro en reiteradas ocasiones, o que por lo menos hablaba de ciertos temas polémicos y eso le generaba opinión.

Entonces, creo que ahí es donde hubo el tema, que sí hubo un protagonismo significativo de Ángel Becassino y la comunicación giró alrededor de él, pero era la oportunidad perfecta e interesante para que fuera Rodolfo el protagonista alrededor de “esta es la visión que tenemos de país”. Y creo que ahí fue donde probablemente le faltó.

"Cuando Rodolfo, un hombre de 77 años, pasa a segunda vuelta, entre otras cosas, impulsado por lo digital, era novedoso, era un outsider, era un anti-establecimiento, etc. Pero ya cuando estás en segunda vuelta, pues todos los ojos están sobre ti, en este caso, Rodolfo no supo de cierta manera asumir eso"

Compartir:

L: ¿Cómo viste en la recta final el desarrollo de la campaña de Petro?

JS: La campaña de Petro tuvo varias cosas interesantes. Iba a empezar por lo digital. Pasaron dos cosas. Hubo un punto de quiebre, obviamente, cuando pasan estos dos candidatos a segunda vuelta, y es que Rodolfo venía crecido en todos los indicadores, creciendo en seguidores, creciendo en interacciones. En la segunda, quien más se activó, entre otras cosas, porque también utilizó un alto valor en pauta, estamos hablando de más de 200 mil dólares en pauta para la última vuelta, que era la segunda, fue Gustavo Petro.

Otra cosa es que Petro también se enfocó mucho en contenidos donde se visibilizaban personas, territorios y apeló al story-telling.

Incluso hubo algo que fue curioso, y es que en diferentes medios salió el mensaje de “Rodolfo es el rey del Tik Tok”. Y muchas personas hablaron de que era el rey del Tik Tok. Pero si lo lleváramos a cifras específicamente, pues fue realmente Gustavo Petro quien tenía mayores cifras, tanto en “Me gusta” como en seguidores. Pero, pues, Rodolfo sí generaba mayor tracción en el sentido… por lo menos mediática, en el sentido de que era un personaje de 77 años, distinto, etc.

Dos, se enfocó mucho también en el tema de Facebook, inclusive tuvo un crecimiento mucho más significativo que Rodolfo, estamos hablando de un 77 % más que Rodolfo, y tengamos en cuenta que Facebook es la red N ° 1 en Colombia y todavía en el mundo, y es una red que tiene un alcance mucho mayor en comunidades incluso que le eran importantes a Petro. Lo hablamos ahorita, estamos hablando de las costas, estamos hablando de municipios y ciudades históricamente menos importantes en la elección como en esta. Entonces, Facebook fue supremamente importante en este sentido.

Otro tema, y ya saliéndome de digital, es que Petro siempre fue noticia por alguna cosa, por alguna declaración que daba alrededor de alguna opinión, de alguna propuesta, porque empezó a fortalecer la visión que tenía del país. También se generaron algunas polémicas alrededor de ciertos políticos que lo rodean y que incluso se apartaron de la campaña para la segunda vuelta, con su visión del país Petro generó cierta tranquilidad en el ambiente político.

Otros ítems que utilizó fue la pauta, o sea, no dejó de pautar, antes aumentó la pauta, estamos hablando de Facebook, Instagram y también en Google, e inclusive en otros espacios aumentó la pauta, entonces se visibilizó mucho más que Rodolfo Hernández. Entonces ahí hay como varios elementos que le ayudaron un poco a estar en la mente de la gente, pero también a darle razones al ciudadano que todavía estaba indeciso, que en Colombia era un porcentaje muy alto, de por qué votar por él, por qué era la mejor opción aparentemente.

L: Vos hablabas en un momento sobre el story-telling de la campaña de Petro como uno de los principales puntos a destacar positivos en esta recta final. Me parece interesante conectar con otro aspecto que vos estuviste analizando durante toda la campaña en ese sentido que tiene que ver con las tendencias de búsqueda en Google y, en ese sentido, creo que no podemos dejar de mencionar que durante esta remontada, porque si bien estaba primero en cuanto a cantidad de votos, tenía por otro lado una atención que se estaba concentrando en lo que pudiera hacer Rodolfo, y esto ocurrió previo a la primera vuelta. Sin embargo, en cuanto a tendencias de búsqueda, durante varias semanas, Petro se sobrepuso y apareció en primer lugar el tema de, cuando se lo buscaba a él, su hoja de vida. ¿Qué podés decirnos sobre este aspecto?

JS: Sí. Ahí también toca de volverse un poco a la primera vuelta porque algo (decía en la introducción) que… antes de la primera vuelta, faltando una semana, Rodolfo sobrepasó a todos en cuanto a búsqueda. Es decir, la gente buscaba a Rodolfo Hernández por encima de cualquier otro candidato.

Pero en la segunda vuelta esto cambió en el sentido de que con Petro pasaba algo, que para mí también era como un plus que él tenía, algo a favor que él tenía, y que se pudo también haber visto, y que eso sí que no lo puso en ningún tweet, lo analicé después, y es que Petro tenía como diferentes formas de que lo buscaran. Me explico: había gente que lo buscaba a Gustavo Petro, como aparecía en redes sociales, como aparecía en medios, etc. Pero también había mucha gente que lo buscaba a Petro, porque el apellido Petro se posicionó mucho, a diferencia de Rodolfo Hernández, que si tú buscás “Hernández” en Google, pues hay mil Hernández, pero la gente no lo tenía tanto en la cabeza como Hernández, sino, o como “el ingeniero” o como “Rodolfo presidente”. Y eso también de cierta manera favoreció a Gustavo Petro en cuanto a búsqueda. Eso, punto 1.

Punto 2, hay algo particular y es que tanto en la primera como en la segunda vuelta los protagonistas o las protagonistas en las búsquedas de Google no fueron necesariamente las propuestas. Sí hubo momentos en que la gente buscaba “propuestas Gustavo Petro” o “propuestas Rodolfo Hernández”, pero realmente nunca fue el más protagonista; los protagonistas eran los momentos coyunturales, eran (como llamamos aquí) los chismes, eran cosas que ocurrían alrededor de los candidatos o del círculo de los candidatos como tales. Entonces la hija de Rodolfo Hernández, entonces la del uno o del otro, el asesor del uno o del otro, el escándalo del uno o del otro; eso fue lo protagonista realmente en cuanto a búsqueda.

Las propuestas estuvieron en menor proporción, inclusive… pues también uno podría decir que por eso Petro se concentró mucho en los últimos días en dos cosas en cuanto a pauta: por un lado, en propuestas (si la gente no las estaba buscando, él las mostraba), eso por un lado; y por el otro, en contrarrestar el mensaje anticorrupción de Rodolfo Hernández, porque muchos de los contenidos que él pautaba eran eso, como: “Pues, él dice que es anticorrupción, pero tal cosa”, “La corrupción no se combate con clases de Tik Tok”, como dijo en el discurso de la “victoria” de la primera vuelta. Entonces, sí, él sí creció en búsquedas, pero -reitero- no fue necesariamente alrededor de sus propuestas sino alrededor de la persona como tal y alrededor del círculo; pero finalmente eso también ha ayudado un poco al posicionamiento del candidato.

"Hernández tenía que ser el protagonista, no su equipo, no sus comunicaciones sino él, él tenía que ser el protagonista, salir, obviamente a partir del tema digital que era su fuerte, pero salir a hablar de lo que se venía. Era el "

Compartir:

L: ¿Cuál fue el rol de la cuestión de la mujer o el tema de la mujer en esta segunda etapa? En su momento algunos analistas, sobre todo de cara a la segunda vuelta, destacaron el impacto de algunas declaraciones complicadas de Rodolfo Hernández que incluso eran antiguas, pero se volvieron a viralizar, y entonces su crecimiento pasó a detenerse entre las mujeres.

Y, por otro lado, también hubo un intento comentado de la campaña de Petro de tratar de aprovechar un poco esta situación, aunque Rodolfo Hernández tenía también una candidata a vicepresidenta que era mujer. ¿Cómo viste esto en general o particularmente desde lo digital?

JS: No, por supuesto que el tema mujer tuvo su protagonismo por varias razones. Una, tú lo mencionabas, porque en momentos previos a la campaña Rodolfo tuvo varias salidas en falso o envió varios mensajes desafortunados frente a la mujer, y pues obviamente en campaña siempre se recoge todo eso para poder atacar al candidato opositor. Pero, adicional a eso, la misma actitud de Rodolfo, la misma forma de ser de Rodolfo no lo ayudaba para generar esa confianza de: “Bueno, sí, fue una salida en falso”. No, lo que generaba fortalecía la opinión de este man, con esa actitud, con esa forma de ser, pues es muy probable que sí sea como aparenta en esos mensajes que envía.

En el caso de Gustavo Petro, que él siempre trató de fortalecer a la mujer dentro de su comunicación y dentro de sus contenidos incluso digitales, partiendo de varios asuntos: uno, que le dio protagonismo a su hija, aunque no se lo dio directamente, sí se lo dio indirectamente; entonces, de cierta manera, ella hablaba, ella participaba de la campaña, y Gustavo Petro la secundaba, por llamarlo así.

Dos, obviamente su candidata a vicepresidenta Marelen Castillo, que aunque tú dices que Rodolfo Hernández también tenía una vicepresidenta que tiene una hoja de vida muy interesante, era desconocida para la ciudadanía en términos generales. Francia tenía un posicionamiento muy superior a Marelen, entonces eso también la ayudaba.

Y tres, pues Verónica, la esposa de Gustavo Petro, también cobró un protagonismo interesante porque, por un lado, a veces generaba algunas opiniones, pero además de eso siempre estaba a su lado, y se mostraba esa unión entre ambos, el amor, al Petro romántico, al Petro cercano, al Petro papá, al Petro esposo, etc., y eso finalmente ayuda un montón en cuanto a la comunicación, a diferencia de Rodolfo, que inclusive la mamá se volvió meme, la mamá se volvió chiste, por algunas declaraciones que ella daba, y eso pues finalmente no la ayudó tanto. Y sumale que Gustavo Petro en reiteradas ocasiones también habló de qué papel iba a jugar la mujer, no solamente en su gabinete, sino alrededor de las propuestas.

En el caso de Rodolfo, pues él sí hablaba de tener paridad de género, que inclusive había sido así cuando fue alcalde de Bucaramanga, pero se limitó mucho en la comunicación, tampoco era el centro de su mensaje, porque su mensaje se centró en la corrupción y se quedó limitado a eso.

I: Ya que mencionás esto del Petro cercano, Juan, hubo un momento, ya de cara al ballottage, con la elección súper polarizada y donde cualquier error podía exacerbarse muchísimo, aquí se destacó el asesoramiento de Antoni Gutiérrez-Rubí, que planteó su esquema de la micropolítica (pequeñas experiencias con ciudadanos comunes que se puedan transmitir y plantear como un contenido en redes sociales), y que se vio por ejemplo en una activación con los mineros. ¿Cómo ves el impacto de este giro en el final, en el último tramo de la contienda?

JS: El story-telling fue protagonista en el contenido digital de Gustavo Petro. Adicional, y hubo otro giro, que probablemente va por la misma línea de lo que tú estás mencionando, y es que vimos un cambio, desde un Petro de masas a un Petro del uno a uno, ¿sí? Y entonces vimos al Petro que dormía en diferentes municipios, que se levantaba con una ruana a tomarse un café, etc. O sea, vimos un Petro mucho más cercano de lo que ya aparentemente lo habíamos visto en la primera parte de la campaña. Mientras él hacía eso, el otro candidato, en este caso Rodolfo, se dedicaba a responder ataques.

Ahí hubo una diferencia significativa en la forma de comunicar en la segunda vuelta, porque no solamente en redes sociales se veía a este Petro cercano y con estas microexperiencias que tú mencionas, sino en medios de comunicación, porque finalmente Petro en muchas ocasiones respondió a medios desde cualquier municipio de Colombia donde estuviera, a diferencia de Rodolfo que respondía desde su casa, respondía desde un Facebook Live o no respondía. Hernández tuvo un momento en el que no salió a medios, y este era el momento donde más debía salir porque había mucha gente indecisa y no tenía idea de por quién iba a votar, que inclusive no le gustaba del todo ni Gustavo Petro ni Rodolfo Hernández, pero que tenía que tomar una decisión y tenía que mirar cuál de los dos se acercaba más a ese “político ideal” (entre comillas) que tienen los colombianos y lo tenemos los latinos en nuestra cabeza de lo que esperamos que sea un político, y creo que en ese sentido, Antoni Gutiérrez-Rubí con su estrategia con Petro, pues tuvo evidentemente mayor éxito.

"El story-telling fue protagonista en el contenido digital de Gustavo Petro. Adicional, y hubo otro giro, que probablemente va por la misma línea de lo que tú estás mencionando, y es que vimos un cambio, desde un Petro de masas a un Petro del uno a uno"

Compartir:

L: Vos mencionás una cuestión acá con la cuestión de él cambiando al uno a uno, y él en el territorio también. Esto es algo interesante porque una de las cuestiones que pudimos observar en diferentes crónicas sobre el desarrollo de la elección tiene que ver con la cuestión de una orden de Petro, que uno de los representantes electos por Bogotá, David Racero, comentaba que la orden de Petro fue: “No se expandan en el territorio, concéntrense en su lugar de mayor impacto”. ¿Cómo viste esto vos?

JS: Es que finalmente él ya tenía ganada una gran proporción del territorio, en el sentido de que ya en la primera vuelta había ganado con una diferencia significativa. ¿Qué es lo que quedaba? Pues, atraer indecisos, por un lado, reitero, porque el porcentaje de indecisión en Colombia era muy alto.

Dos, atraer a fajardistas que estaban en ciertos territorios específicos aparentemente y que, curiosamente, pese a que Fajardo era antioqueño, pues Antioquia ya no era el fortín de Sergio Fajardo, sino otros territorios, que incluso eran como fajardistas – gente del Partido Verde. Por eso también el foco con ciertos territorios que aparentemente eran verdes, caso Valle del Cauca, caso Bogotá, etc.

Y tres, tratar de atraer a gente que inclusive había votado por Federico Gutiérrez, que aunque parecía improbable, pasó, que gente que votó por Federico Gutiérrez terminó en segunda vuelta votando por Gustavo Petro porque definitivamente no se sentía identificada con Rodolfo por lo que ya hemos discutido, que no les generaba ni confianza ni les generaba una buena expectativa. Tal vez Petro tampoco del todo, pero había una cercanía mucho mayor. Eso un poco para entender el porqué había que concentrarse en territorios específicos.

Y adicional, porque en la segunda vuelta era mucho más corta, había que tener acciones mucho más concretas, obviamente en un menor tiempo.

L: ¿Cómo medís el impacto de la filtración de los Petro-videos en el medio de la elección donde salió a la luz funcionamientos internos y detalles estratégicos de la campaña que pudieron afectar muchísimo?


JS: El impacto no fue tan grande como se esperaba. Trataron de hacer muchos impactos porque no todos los Petro-videos salieron al mismo tiempo sino que fueron saliendo eventualmente, pero no hubo un empujón tampoco por parte de Rodolfo. Es decir, los medios sacan los Petro-videos especialmente esta semana, y en lugar de terminar de impulsarlos con la campaña de Rodolfo Hernández, pues se quedaron simplemente en conversaciones mediáticas y no como herramienta política, por llamarlo de alguna forma, desde la campaña de Rodolfo, porque Rodolfo estaba concentrado en responder, entre otras cosas, también ataques que ya le habían hecho a él. Eso por un lado.

Por otro, pues Gustavo Petro concentró la atención, no en los Petro-videos, sino en opiniones frente a otros temas también de importancia para el país. Él había hablado de reforma tributaria, había hablando de reforma pensional, había hablado de fracking, había hablado de exploración petrolera, entre un montón de temas que generaban más atención para el ciudadano que unos Petro-videos, que evidentemente mostraban cosas internas de la campaña, para algunos casos incluso ni tan interesantes ni tan cercanas al ciudadano. El movimiento interno de una campaña es aparentemente desconocido, no se preguntan cómo será una campaña por dentro, pero sí se preguntan cómo me puede tocar a mí el bolsillo si hay reforma tributaria, si dejamos de tener, de explorar pozos petroleros, si dejamos de meter nuestro dinero en fondos privados y los pasamos a fondos públicos, etc. La conversación la campaña de Petro la llevó a otro lugar, y Rodolfo Hernández no supo aprovechar esta información que salió.

L: Una de las cuestiones de digitales más interesante que creo que se dieron en la campaña de Rodolfo, particularmente del uso de la herramienta Wappid, ¿qué nos podés comentar sobre esto? Esto llegó a ser parte de un artículo de Rest of World muy interesante y fue una de las innovaciones desde el punto de vista de herramientas más relevantes de la campaña de Hernández.

Fotógrafa: Nathalia Angarita/ El País

JS: Sí, indiscutiblemente, para mí, el gran éxito en digital de la campaña de Rodolfo Hernández, más allá de lo que ya hemos discutido, fue Wappid, fue WhatsApp, realmente, mediado por la plataforma Wappid, que a su vez tenía otra (por llamarlo de alguna forma) o por lo menos la pública, que era rodolfistas.com. Esa herramienta tenía varios elementos interesantes, por lo menos desde lo que yo analicé y conocí.

Uno, era que tú dabas tu información, te registrabas y ponías el lugar de residencia, e inmediatamente te mostraban cómo algunos grupos asociados a donde tú estabas. Entonces, si yo estoy en Medellín, me mostraban rodolfistas en Medellín, rodolfistas en Antioquia, como para que yo me uniera a los grupos de WhatsApp de mi territorio y no necesariamente me llegara información de todo el país, aunque también me podía unir a los nacionales. Eso por un lado.

Por otro, tenía gamificación, es decir, había como una especie de competencia interna dentro de la plataforma, por territorios también, entonces mostraba quiénes estaban de primeros en Antioquia, quiénes estaban de primeros en Medellín, en Colombia, etc., y pues impulsaba a la gente a que uniera personas, que no fuera la campaña solamente la que uniera personas, sino que los mismos que ya se habían adherido a ciertos grupos, también atrajeran nuevos rodolfistas, y que eso finalmente les iba ayudando a subir en el ranking como nacional o local, de su territorio.

Y lo tercero, era que había un envío permanente de contenidos de campaña, y no solamente el contenido típico de la foto, del enlace de Facebook, como en muchas campañas sucede, que los grupos de trabajo en WhatsApp lo único que hacen es enviarles el enlace de Facebook, el enlace de Instagram para que vayan y le den “Me gusta”, sino que también mandaban memes, mandaban audios del candidato, mandaban otro tipo de contenidos que eran interesantes para la ciudadanía y que obviamente ayudaban a aumentar el alcance. Entonces, para mí el gran éxito de la campaña no fue Tik Tok, como para muchas personas aparentemente lo fue, sin decir que fue malo porque obviamente fue una campaña muy interesante que surgió, por lo menos mediáticamente hablando, en Tik Tok, pero que ya internamente tenía esta herramienta de WhatsApp, que es una comunicación más directa, que obviamente la penetración es muy superior a la de Tik Tok e incluso a la Instagram, y que generaba algo que tal vez ni Tik Tok ni Instagram ni Facebook lo hacían, y era que movilizaban a la gente a hacer algo, que en este caso era aumentar el alcance del mensaje del candidato y tratar de atraer nuevos votantes.

"Indiscutiblemente, para mí, el gran éxito en digital de la campaña de Rodolfo Hernández, más allá de lo que ya hemos discutido, fue Wappid, fue WhatsApp, realmente, mediado por la plataforma Wappid"

Compartir:

L: ¿Qué creés que se viene desde el punto de vista de la comunicación política digital en esta nueva etapa, ya Petro en el gobierno, cómo creés que se puede llegar a ordenar, qué desafíos ves desde ese punto de vista?

JS: Gustavo Petro es digital, creería yo que va a tener características muy similares a las de Nayib Bukele, ¿en qué sentido? En que si le han hecho seguimiento a Nayib, él es bastante autoritario en ciertos momentos en Twitter, entonces por ejemplo da órdenes, por ejemplo en Twitter y gobierna por Twitter, más allá de lo que hace obviamente en su gobierno como tal. Y así, por lo menos yo he visto a Gustavo Petro, porque inclusive sin posesionarse, que hay que recordar que todavía le falta un tiempo, casi un mes para la posesión de presidente, ya ha dado órdenes a través de Twitter, incluso dándole órdenes al presidente saliente. Entonces creería que por ese lado va a ser así, va a ser un gobierno muy donde él cuente, haga una revisión de cuentas permanente, a través de Twitter, uno.

Dos, el tema de instrucciones públicas para que su gobierno sea un gobierno abierto, aparentemente.

Tres, pues obviamente seguro veremos o probablemente veremos contenidos ya de presidencia muy bajo el estilo que ya venía teniendo en campaña y es mostrando territorio, es mostrando ciudadanos, etc., o por lo menos yo creería que así debería ser para que mantenga su línea narrativa.

Y cuatro, yo no creo que haya un crecimiento necesariamente tan significativo en seguidores, pues porque ya tiene un número muy grande (por lo menos en Twitter, por ejemplo), entonces no creo que haya un crecimiento tan, tan significativo al final de su cuatrienio, pero puede que sí sea un gobierno (por lo menos la cuenta personal de él, no tanto la de presidencia de Colombia, pero sí la cuenta personal de él), siga siendo como viene siendo, es decir, muy de opinión, muy mediática, muy de interactuar inclusive con otros líderes políticos y sociales.

L: O sea que él va a también tratar de afianzar su posición como un medio de comunicación en sí mismo.

JS: Sí, claro, o sea, él sí ha entendido que las redes sociales son para comunicar y no solamente para informar. Y él ha tratado de hacer eso. Mira que muchas de las opiniones que él genera se vuelven tendencia, van a medios de comunicación, o sea, trascienden lo digital, y creería que así va a seguir siendo, porque finalmente eso es parte de su marca, y no creo que vaya a perder la marca. Obviamente habrá cosas que en el gobierno se le van a dificultar en la ejecución, porque una cosa es hacer campaña y otra cosa es gobernar, pero él como personaje público y como personaje político, probablemente sus redes sociales, especialmente Twitter, que es como su red favorita y la que mejor resultado le da, seguirá siendo una red de generación permanente de opinión, no solamente ya a nivel Colombia, sino probablemente será incluso a nivel internacional puesto las relaciones diplomáticas que tiene el presidente de la República.

Bancate este proyecto¡Ayudanos con tu aporte!

SUSCRIBIRME