8 de Agosto de 2022 •

8:25

Buenos Aires, AR
7°
nubes dispersas
90% humidity
wind: 3m/s SSE
H 8 • L 5
13°
Mon
13°
Tue
13°
Wed
16°
Thu
16°
Fri
Weather from OpenWeatherMap
TW IG FB

01 de julio 2022

Ricky Esteves

EL GIRO NARRATIVO: EL NUEVO REALISMO EN LAS SERIES

Tiempo de lectura: 9 minutos

Pareciera que la crisis por la pandemia de Covid marcó un giro narrativo. En las series -algo que hoy podríamos considerar como el cine de autor o la alta literatura- esto se manifiesta en los grandes estrenos de 2022, donde la realidad desplazó a la ficción. En lugar de series de apocalipsis zombies, acontecimientos paranormales como Stranger Things (2016-) o futuros distópicos como El cuento de la criada (2017-) incluso Years and Years (2019) y por supuesto Black Mirror (2011-2019). Ya entonces sugería en Panama algo acerca de como las series cumplen cierta función pedagógica al actualizar los relatos míticos proponiendo nuevas figuras de héroes y villanos.

Esta cuestión del giro realista no solo se manifiesta en las series. En la actualidad se ha creado un debate filosófico en torno al realismo. Existe incluso un “Manifiesto por un nuevo realismo” (Ferraris 2013). Podríamos decir que el realismo se ha establecido como nueva vanguardia.

El giro narrativo en las series se puede pensar como expresión de ese giro en otro campo, o simple manifestación del sentido común en esta dirección. En definitiva, ¿Que mejor manera de entender el sentido común a través de las series? Aquí hay un gesto solidario con la noción de “realismo capitalista” de Mark Fisher. Las series cumplen una versión secular de la función de los mitos antiguos. Son los relatos que orientan la forma en que entendemos nuestra realidad.

"Las series cumplen una versión secular de la función de los mitos antiguos. Son los relatos que orientan la forma en que entendemos nuestra realidad"

Compartir:

Algo de esto intentaba plantear en “Las narrativas del neoliberalismo en el relato de las series: Billions y The Walking Dead”. Las series cumplen una versión secular de la función de los mitos antiguos. Son los relatos que orientan la forma en que entendemos nuestra realidad. Algo que allí expresaba era que las series “Invisten de realidad” una ficción a través de un juego de percepción. Intentan proyectar una reproducción convincente de la vida. La obra de ficción se experimenta como una historia real.”

El cine y en particular las series permitirían experimentar aspectos narrativos de la realidad. Las series pueden imitar nuestros modos de percepción y presentar una escena realista que penetre en aspectos de la realidad que normalmente están ocultos para nosotros, o que no podemos ver sino es a través de un relato ficcional, que como en el cuento de Borges “Del rigor de la ciencia” se pliegue como un mapa del tamaño del territorio. Esto implica un paso del realismo capitalista al realismo especulativo.

Chelsea Birks propone la idea de que existe un cine realista especulativo como el de Terrence Malik, que en películas como La delgada línea roja (1998) muestran como más allá del horror humano de la guerra, la naturaleza continúa implácida en sus cangrejos en las playas y las hojas al viento. O como en El árbol de la vida (2011) que más allá de una historia familiar existe un universo inmanente. También podríamos agregar en esta lista al cineasta Gaspar Noé, que en películas como Into the void (2009) recrea una experiencia extracorporal como el de la muerte o la alucinación de una droga muy poderosa. Lo que podemos observar en este cine es una clase de declaración realista, de la existencia de una realidad trascendental. Esto es un poco como lo que plantearía Meillassoux en “Después de la finitud” (2015) cuando se refiere a los objetos ancestrales. Algo así como: “Podemos discutir de ideología todo lo que quieras. Pero estamos de acuerdo que los dinosaurios existieron”. La crisis de Covid demostró que la realidad puede ser más trágica que el drama de ficción. Algunas cosas que nos impresionaron en “Black Mirror” (2011-2019) ya nos resultan un poco inocentes.

"La crisis de Covid demostró que la realidad puede ser más trágica que el drama de ficción. Algunas cosas que nos impresionaron en “Black Mirror” (2011-2019) ya nos resultan un poco inocentes."

Compartir:

Retomando el giro argumental sobre las series, la crisis de Covid demostró que la realidad puede ser más trágica que el drama ficcional. Algunas cosas que nos impresionaron en “Black Mirror” (2011-2019) ya nos resultan un poco inocentes. Sobrevivir una pandemia te hace ver las cosas de otra manera. La ficción ya no asusta: Lo que asusta es la realidad. Recientemente vimos esa fascinación por la realidad a través de los documentales, en especial de Tiger King (2020). En su momento Panamá también publicó un artículo respecto de este fenómeno.

Joe Exotico. Tiger King (2020) Netflix

Como si Succession (2018-) no fuera demasiado explícita en su visión realista capitalista este año observamos un giro realista aún más explícito. Ya no es necesario inventar historias. Las historias reales son suficientemente fantásticas para una serie. Y aquí la referencia al realismo capitalista es significativa porque todos los estrenos del 2022 a los que nos referimos, de alguna manera se basan en el modelo de negocios del neoliberalismo: la estafa.

Pero este modelo de negocio no se reduce a la actividad del Estafador de Tinder (2022), o el personaje de Inventing Anna (2022). Esta es una lógica especulativa común en la creación de los unicornios. Un poco esto es lo que vemos en el giro narrativo de las series.

The Dropout (2022) de Star Plus fue el primero de estos estrenos de series testimoniales sobre fraudes con compañías billonarias. Esta miniserie narra la historia de Elizabeth Holmes. La joven que abandonó Standford a los 19 años para fundar Theranos. Esta compañía de tecnología y análisis clínicos recaudó 800 millones de dólares y alcanzó una valuación de hasta 3000 millones de dólares. Esto para desarrollar un dispositivo portátil para realizar múltiples análisis que resultó un fracaso: por decir lo menos.

Amanda Seyfried “The Droput” (2022) Star Plus

Ya sabemos como termina esa historia: Porque vimos el documental Desangrando a Silicon Valley (2019) por HBO. Pero la serie -más que el documental- brinda una perspectiva realista en el sentido que presenta la historia desde la perspectiva de los personajes.

Algo que se puede observar en los protagonistas de los estrenos de 2022 es la confianza ciega en sí mismos. Elizabeth Holmes nunca pensó que no ser médica ni tener conocimientos de ingeniería podían ser un obstáculo para crear un dispositivo que realice múltiples análisis con una muestra diminuta de sangre. Estos personajes no son malos. Solo padecen -lo que Arendt llamaría la- “banalidad”. Ellos solo querían hacer el mundo un lugar mejor. El emprendedor de unicornios es como la figura secular del mesías.

"Estos personajes no son malos. Solo padecen -lo que Arendt llamaría la- “banalidad”. Ellos solo querían hacer el mundo un lugar mejor. El emprendedor de unicornios es como la figura secular del mesías."

Compartir:

Apple TV + también estrenó una producción muy similar a The Dropout. WeCrashed (2022) es la historia de Adam Neumann el fundador y CEO de WeWork, la compañía de co-working que tras conseguir una cotización de 53 mil millones de dólares, su precio se desplomó a 15 mil millones. Jared Leto y Anne Hathaway interpretan a Adam y Rebekah Neumann como la manifestación de la narrativa de la autoafirmación y la realización como efecto de la voluntad en un sentido trascendental. Siempre en estos casos existe alguna variación en torno al new age y las causas superiores necesarias. El emprendedor de unicornios es como la figura secular del mesías.

La misión de WeWork era “cambiar el mundo”. Adam Neumann se inspiró en los kibutz para crear su empresa de coworking. Si lo pensamos un poco los dos (los kibutz y el coworking) plantean un modelo de socialización para aquellos que no consiguen una posición estable en la economía de mercado.

Podríamos decir que en el siglo XXI la estratificación social es mucho más compleja que la estructura de clases del siglo XX. En la actualidad, en la cima de todo, podemos identificar dos grupos. Los influencers. Y por encima de todos: Los billonarios. Los billonarios son los übermensch de nuestro tiempo. Esa es la línea mítica del relato titánico de WeCrashed.

Jared Leto y Anne Hathaway en WeCrashed (2022) Apple TV Plus

Casi en esas palabras lo plantea Travis Kalanick, el fundador y CEO de Uber. De eso trata el estreno de Paramount Plus. SuperPumped (2022) es la historia de este pionero del capitalismo de plataformas interpretado por Joseph Gordon-Levitt. Una serie para hacer una arqueología reciente del capitalismo de plataformas bajo los lentes de Nick Srnicek y Michel Foucault. En el siglo XXI la estratificación social es mucho más compleja que la estructura de clases del siglo XX. En la actualidad, en la cima de todo, podemos identificar dos grupos. Los influencers. Y por encima de todos: Los billonarios.

Todos conocemos la expresión “la mafia de los taxis”. Kalanick tenía claro esto cuando empezó Uber. Él sabía que para ganarle a la mafia de los taxis tenía que ser una mafia peor que esa. No se trataba solo de ganar el mercado de los taxis sino de conquistar el maldito mundo! Esta serie no cuenta la historia del final de los taxis sino del comienzo de la uberalización de la economía.

La reflexión final de este argumento tiene que ver con los intelectuales. Creo que todavía persiste una idea del intelectual como agente de cambio social. Cada vez que escribimos o investigamos nos gusta pensar que “estamos cambiando el mundo”. Sin embargo el impacto social de los intelectuales, incluso los filósofos, es marginal al lado de los emprendedores, los influencers y más aún los billonarios.

"En el siglo XXI la estratificación social es mucho más compleja que la estructura de clases del siglo XX. En la actualidad, en la cima de todo, podemos identificar dos grupos. Los influencers. Y por encima de todos: Los billonarios."

Compartir:

Esas personas están cambiando el mundo. Y eso se hace muy evidente a la hora de tomar un taxi o buscar una alternativa al café como lugar de trabajo. Incluso la opinión de un famoso vale más que la de un especialista. Una escena de la película “No mires arriba” (2022) de Netflix presenta una parodia muy “realista” de esto. En la película dos científicos, interpretados por Leonardo Di Caprio y Jenifer Lawrence descubren un asteroide que impactará la tierra. Asisten a un estudio de televisión para difundir esta noticia. Pero la ruptura de la cantante Ariana Grande captura la atención de los medios y la opinión pública.

Estas series son como la realización del relato schumpeteriano del emprendedor como el agente del capitalismo. El principio secular del mito de los titanes que sostienen al mundo. En este giro, Atlas ya no sostiene al mundo construyendo trenes, acero, construyendo edificios, como en las novelas de Rand.

 Joseph Gordon-Levitt en Superpumped (2022) Paramount Plus

En estos relatos reales podemos tener un acercamiento especulativo (o realista capitalista si se prefiere) a cómo se constituyen los pilares de esta nueva economía. En algunos casos ni siquiera consiste en crear una nueva industria con nuevos empleos -como es el caso de Uber- sino canibalizar industrias existentes.

Eso si consideramos un caso exitoso. WeWork perdió 38 mil millones de valuación. Theranos fue aún peor. Pero eso no tiene que detener a los emprendedores de dominar el mundo. Fue Nietzsche quien dijo en la segunda intempestiva que el hombre sabio se inmoviliza frente a la historia porque la conoce. Por el contrario el hombre ignorante no se detiene ante nada.

No es mi intención caracterizar a billonarios como Elon Musk, Jeff Bezos o Mark Zuckerberg como supervillanos.  Nomadland (2021) una película que podríamos considerar realista especulativa es muy elocuente sobre la realidad de los empleados de los depósitos de Amazon. Esta película muestra como estos son como indigentes nómadas que buscan empleos temporales en distintas dependencias de Amazon. Nomadland muestra esta paradoja sobre como viven los empleados de la empresa más grande del mundo. Muestra la realidad de los pobres del capitalismo.

Frances McDormand en Nomadland (2021) Star+

De alguna manera las series han ocupado el lugar de una vanguardia artística más allá que son parte de una industria cultural encabezada por Disney, Amazon, Apple, además de HBO, Paramount, Universal, y Netflix, entre otras. Justamente cuentan con recursos que hasta Mao y Stalin hubieran envidiado, pero a diferencia de ellos, la propaganda de Hollywood es un negocio rentable.

Para finalizar, una reflexión sobre las series y su relación con la realidad y el giro en la narrativa del presente: Las series han logrado cautivar la imaginación de las audiencias. Reflejan algún aspecto de la realidad con el que se pueden identificar. En muchos casos constituyen un aspiracional. En este giro narrativo nuestro héroe ya no es Walter White (Heisemberg), un personaje de ficción, sino personas reales como Elizabeth Holmes, Adam Neuman o Travis Kalanick. Es cierto que la comparación es injusta. Está claro que ninguno de ellos es un gangster despiadado. Sin embargo tienen la misma ambición.

Si cualquiera se puede enamorar de un “pillo” como Saul Goodman como no se puede enamorar de alguno de estos personajes, que además: son reales!

Estas series son evidencia como estos personajes han logrado capturar la imaginación de las audiencias y actualizado la figura del héroe. Esto es justamente el giro realista en la narrativa de las series.

Bancate este proyecto¡Ayudanos con tu aporte!

SUSCRIBIRME