24 de Junio de 2021 •

14:39

Buenos Aires, AR
16°
algo de nubes
70% humidity
wind: 4m/s SW
H 18 • L 15
16°
Thu
14°
Fri
13°
Sat
11°
Sun
9°
Mon
Weather from OpenWeatherMap
TW IG FB

17 de mayo 2021

Agustina Pozzo

¿ALGUIEN QUIERE PENSAR EN LAS ELECCIONES?

Tiempo de lectura: 6 minutos

Por necesidades presupuestarias y urgencia sanitaria, las PASO se retrasarán un mes. Después de varias charlas y reuniones, el oficialismo y la oposición se tendieron la mano (con lo que cuesta que eso pase) y decidieron patear los comicios legislativos. Considerar que la gestión de la pandemia en sí misma es sinónimo de estar en plena campaña significa desconocer el calibre de la gravedad social y económica que atravesamos hoy. ¿Alguien puede pensar en las elecciones cuando falta oxígeno en los hospitales? Aunque se celebran cada dos años, las elecciones legislativas en Argentina no despiertan una atmósfera tan competitiva como sí lo hacen las que incluyen las presidenciales, cada cuatro. Si digo “elecciones” pensamos “presidente”, lo que denota cierta concepción presidencialista de poder que forjamos como sociedad. Se es ejecutivo o no se es nada. Y es por eso que cuando aparece un legislador chupándole la teta a una mujer por Zoom en plena sesión, el costo político no será para él: será para la fuerza política a la que pertenezca.  

Las PASO son la primera estación de vuelta hacia el voto popular que atravesará el gobierno (y la oposición) desde 2019. Cuando no había pandemia. Cuando los números inflacionarios y de pobreza volaban por los aires. Un sueño pesado por revertir que aún descansa en las arcas del deseo del gobierno. Tres escenas legislativas de los últimos años logran sintetizar con relevancia la importancia crucial del poder legislativo en nuestra arena política: la 125, el matrimonio igualitario y la despenalización del aborto. El primer ejemplo es bien transparente: aun teniendo mayoría, fue dentro del Senado que se produjo la eclosión total del modelo político vigente. Meses después, el oficialismo perdía cuatro bancas en el Senado y con ellas el quórum. Caso contrario ocurre con el segundo y tercer ejemplo, dos victorias de los ejecutivos, 2010 y 2020, que serán bandera y alimento político por años. No existe la lógica en política. Existe la política. Y en las Cámaras baila la mejor.

Tres escenas legislativas de los últimos años logran sintetizar con relevancia la importancia crucial del poder legislativo en nuestra arena política: la 125, el matrimonio igualitario y la despenalización del aborto

Compartir:

Entender el funcionamiento de nuestro poder legislativo y hacerlo parte del banquete es una urgencia. En épocas de judicialización política, cabe preguntarnos si aquello que no podemos resolver en las discusiones familiares de sobremesa es lo mismo que está pasando bajo la cúpula. Las elecciones legislativas sirvieron siempre de termómetro para el futuro pero más aún como reflejo del presente: desde listas encabezadas por candidatos testigos en 2009, en busca de caras conocidas para no perder votos, hasta la legislativa del 2001, en donde la suma de los dos principales partidos políticos votados llegó a representar apenas el 30% del padrón nacional, como cuenta Julián Zícari en “Las elecciones legislativas del 2001, entre el voto bronca y el final del gobierno de la Alianza”, como reflejo espectral de aquel presente destructor.

La discusión sobre el debate público siempre vistió chancletas romanas y nunca pelucas y martillos: legislar permite ejecutar. ¿Qué pasará en cuatro meses, cuando el gobierno se enfrentará a la chance de sumar más círculos celestes y buscar la mayoría? “En Argentina, por lo menos en el último tiempo, gran parte de la sociedad piensa su voto de las legislativas en términos de acompañar lo que está haciendo el gobierno o acompañar lo que está haciendo la oposición”, sintetiza Itai Hagman, diputado nacional del Frente de Todos por CABA desde el 2019. Para Itai, durante estos meses de gestión “el poder legislativo facilitó algunas herramientas que fueron claves para la administración de la crisis. Como leyes tributarias, renegociación de la deuda y aporte solidario a las grandes fortunas”.

Lo que conocemos hace ya un año y medio como el Frente de Todos, en 2017 se presentó a las de medio término partido en tres en PBA: por este lado del ring, “Unidad Ciudadana”, el nuevo espacio presentado por CFK; en la otra esquina, “1 País”, el sello de Sergio Massa y Margarita Stolbizer y otros como Felipe Solá y Daniel Arroyo; finalmente, “Cumplir”, con la cara del ex ministro de los trenes nuevos Florencio Randazzo y el nombre de suplente del actual jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. ¿Alberto Fernández? Tras bambalinas en este último equipo. Sumando los resultados a nivel nacional que obtuvieron los tres, la entonces oposición no alcanzó al entonces oficialismo: 39.23% contra 41.75%. Cambiemos, por entonces gestión, fue representado por Esteban Bullrich y Gladys González como sus candidatos bonaerenses. El panorama para la ahora oposición, en términos de armado, no se modificó ni un centímetro: quien encabece su lista en la provincia de Buenos Aires este año no será una sorpresa para la identidad política que conduce Mauricio Macri. Restará dejar la pluma sobre el tintero para observar cuál es el verdadero rédito político que se traducirá en votos para el sector de la militancia virtual reaccionaria de Javier Milei y José Luis Espert, una alternativa que copó el discurso público pandémico con ideas paranoicas que a más de uno de la franja etaria 16-20 lo atrapó más que las otras opciones tradicionalistas. Pero que en los papeles, por cultura política, no alcanzaron nunca grandes lugares.

En las elecciones legislativas suele decirse que ganar es ganar la provincia de Buenos Aires. Al Frente de Todos le va a ir bien. Pero también hay que leer al conjunto del país

Compartir:

¿Cuál fue el resultado del 2017? Para la oposición de ese entonces, 10 senadores y 44 diputados. Para el oficialismo, 12 senadores y 61 diputados. Si no fuera por la última elección legislativa, que también coincidió con la elección presidencial en 2019, el Frente de Todos no sería hoy primera minoría en el Senado. En esta última votación, Cambiemos perdió 4 senadores y 8 diputados. 

 “La elección del 2017 fue determinante para la conformación del Frente de Todos”, sostiene Hagman, surgido de la cantera de Patria Grande, un espacio que aportó frescura visual y argumentativa al peronismo post 2015, con agendas vinculadas al feminismo, el ecologismo y la economía popular. “La democracia funciona con consensos y con mayorías. No siempre hay consensos. Hay que asumir que las reglas del juego son así”, resalta en torno a la judicialización de las medidas sanitarias.

¿Cuáles son los consensos dentro del Frente de Todos? Si uno mira el ejercicio legislativo, el eje de unión política hasta ahora pasó por el rechazo a la administración macrista: todas las Leyes fueron en ese sentido. Ahora, si bien la pandemia no era el escenario soñado por el gobierno también es la pandemia la que le permitió unificar una agenda de trabajo y de preocupaciones y marcar un rumbo claro. Un rayo de luz se coló por la hendija de la concordancia interna con la cuestión de las tarifas: a medida que lleguen más vacunas y la pandemia esté más controlada, el Frente de Todos tendrá que mirarse a los ojos y empezar a elegir sobre el cómo de algunas cuestiones en las que no todos están de acuerdo. No hace falta volver al 2015 para entenderlo.  

“En la evolución de los precios de acá hasta la elección se va a jugar buena parte de la suerte del Frente de Todos”, analiza Marcelo Leiras, iurisconsultus de gran trabajo dentro del gobierno. Para el analista político, “ese agotamiento que sentimos de varios años de crisis económica, hoy no se traduce en elegir por la oposición”.

Leiras observa el comportamiento de cierto sector de JxC y considera que “para el electorado que no tiene compromiso ni con el gobierno ni con la oposición, la volatilidad de esas posiciones de rechazo irreflexivo van a tener un costo electoral. En las elecciones legislativas suele decirse que ganar es ganar la provincia de Buenos Aires. Al Frente de Todos le va a ir bien. Pero también hay que leer al conjunto del país. Y también creo que al Frente de Todos le va ir bien. Eso es ganar”.

No es necesario irse tan lejos para desbaratar el falso argumento del peligro republicano: si se compara la actividad legislativa del 2019 con la del 2020, éste último año, con pandemia incluida, nuestro Congreso sesionó 14 veces más que en el ciclo anterior. “Omitir la intensa agenda legislativa es uno de los enormes errores que comete la oposición. Se ha construido una agenda ambiciosa”, remarca Leiras, que enumera el aporte a las grandes fortunas y la despenalización del aborto como dos grandes ejemplos. “A pesar de las enormes dificultades, el Frente de Todos cumplió con su promesa de ocuparse de la gente”.

a medida que lleguen más vacunas y la pandemia esté más controlada, el Frente de Todos tendrá que mirarse a los ojos y empezar a elegir sobre el cómo de algunas cuestiones en las que no todos están de acuerdo

Compartir:

El ritual de una elección en la Argentina. Ésta vez, incluiremos el tapabocas y el alcohol en gel. Repensar una campaña en donde el contacto directo está imposibilitado requerirá de la mayor creatividad posible para todos los espacios políticos. Plataformas y mensajes cortos. El consumo snack llegó para quedarse: no hay actos masivos ni grandes obras para amontonarse y contemplar. No hay canchas de fútbol llenas ni plenarios de militancias. Al ritmo que se conocen nuevos récords de contagios y fallecidos, la danza política deberá ser especialmente sutil: si el gobierno quiere mayoría, deberá hacer un papel extraordinario, de varios puntos de más por encima de la oposición. Querer es deber, tanto así como que ejecutar es legislar. Con un panorama de cara al tercer año de gestión pero el primero con gran porcentaje de la población vacunada, para que la reactivación económica se traduzca en los salarios la batalla legislativa será determinante. Pensar en las elecciones es también pensar en el devenir.  

Dejanos tu comentario

Comentarios

Bancate este proyecto¡Ayudanos con tu aporte!

SUSCRIBIRME