22 / 09 | Política

SECUNDARIA DEL FUTURO: MEJOR QUE HACER ES DECIR


Entre los micrófonos y grabadores de los movileros se abre paso la voz femenina de la periodista: “¿Qué dice de las críticas a la reforma?”. La ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña responde: “Les contesto que estamos trabajando muy contentos y muy orgullosos de este proceso que los docentes también acompañan, no sólo los docentes si no también los centros de estudiantes y las familias. Es un proceso que construimos entre todos. Seguimos trabajando en equipo”. La idea del diálogo, del trabajo en equipo queda instalada en el consumidor modelo de esta noticia, que olvida el tema para ocuparse de sus cotidianidades inmediatas. No deja de interesarle la educación al menos desde lo discursivo a ese receptor modelado por la noticia. Ese interés es el que pone siempre a la educación entre las tres o cuatro primeras preocupaciones de los argentinos. La escuela secundaria debe mejorar, el gobierno lleva adelante un proyecto para eso y algún grupo (¿opositores? ¿gremialistas?) se opone al cambio. Este eco queda por ahora resonando.

A los pocos días la noticia vuelve a ganar aire. Más de 20 escuelas secundarias tomadas por esos estudiantes que en el discurso de la Ministra eran alegres acompañantes de sus ideas. Entonces el Jefe de Gobierno debe brindar una respuesta ante la pregunta de otra periodista en La Nación +. “Hay críticas a la reforma por inconsulta”, dice la conductora. Rodríguez Larreta la sorprende con su repregunta: “¿Cuál reforma?”. Breve silencio. “No hay ningún acto administrativo, no hay ningún papel firmado. Pero estamos convencidos de que queremos cambiar la escuela secundaria y lo vamos a hacer como siempre, con diálogo, tenemos muy buen diálogo con todos.”

"Rodríguez Larreta la sorprende con su repregunta: '¿Cuál reforma?'"

Compartir:

¿Qué es entonces la Secundaria del Futuro? ¿Cómo se puede debatir o dialogar sobre algo tan inasible? Un conjunto de powerpoints que, nadie explica por qué, llegaron a las escuelas provocando la preocupación de estudiantes y docentes. “En el último año de la escuela secundaria el 50 % del tiempo escolar (estará) destinado a la aplicación de los aprendizajes en empresas y organizaciones según talentos e interés de cada alumno y 50% del tiempo escolar (estará) destinado al desarrollo de habilidades y proyectos relacionados al emprendedurismo“. Las negritas son del propio documento gubernamental, los agregados entre paréntesis obedecen a que en los powerpoints no existen los verbos. Con esta cita basta para mostrar la poca seriedad del proyecto. Cuando llovieron las críticas el gobierno desconoció el documento, señaló que era sólo un borrador y volvió a agitar como un conjuro la palabra “diálogo”. Pero no dialogó.


A cada una de las objeciones que se hicieron a los distintos borradores, el Ministerio de Educación respondió con generalidades y frases de campaña, señalando que nada era como decían que era. Directores generales y de área aseguraron en los últimos días frente al equipo de conducción de una de las escuelas señaladas para empezar con este plan en 2018 que: “esta implementación (se aclaró que no hay tal cosa como reforma sino profundización de la Nueva Escuela Secundaria, NES) estaba pensada para trabajar en etapas de acuerdo con los distintos estamentos: supervisores, rectores, directores, profesores, estudiantes, comunidad en lo que se entiende por un orden jerárquico. Pero antes de llegar al colectivo docente se ‘filtró’ la información. Se enfatizó que no es una reforma curricular ni cambio de plan de estudios sino una profundización de la NES. Esta nueva etapa va a profundizar en el ‘cómo’”. El objeto del debate es un palo enjabonado.

"¿Qué es entonces la Secundaria del Futuro? ¿Cómo se puede debatir o dialogar sobre algo tan inasible?"

Compartir:

El último, por ahora, borrador del proyecto oficial, ya ni se llama Secundaria del Futuro. Fue rebautizado como “La escuela que queremos: Profundización de la NES”.

Un modus operandi: no hay acto administrativo

Este procedimiento no sólo ocurrió en el caso de la “Secundaria del Futuro”. Sin una indagación exhaustiva, ejemplos a mano que ilustran el modus operandi. Repasémoslos.

Frente la ola de tomas por parte del movimiento estudiantil secundario en rechazo a la reforma que no reforma, el Ministerio de Educación envió a las escuelas vía Dirección de Educación Media un instructivo o protocolo de actuación que en su primer punto indicaba a la autoridad escolar realizar en forma inmediata la denuncia en la Comisaria de la zona de ese establecimiento. La noticia recorrió los medios. El polémico instructivo hasta cosechó periodistas que lo defendieron y rectores que lo aplicaron. Finalmente, ante una medida cautelar pedida por la Asesoría Tutelar de la Ciudad llegó en sede judicial la respuesta oficial. “No hay ningún instructivo emanado de este Ministerio para actuar frente a las tomas”. E hicieron notar que el correo electrónico enviado desde la casilla oficial de la Dirección de Media no tenía la firma electrónica de ningún funcionario. -¿Yo señor? –Sí señor. -No señor. -¿Pues entonces quién lo ha enviado? No hay firma, no hay acto administrativo. Pero hay hechos, decires y consecuencias. El miedo se instala.

Un ejemplo a nivel nacional para reconocer la coherencia político-partidaria entre ambas gestiones. El Ministro Finocchiaro recorrió todos los medios masivos de comunicación hablando pestes del Cuadernillo didáctico con el que la CTERA proponía tratar el tema Santiago Maldonado en el Día Internacional Contra la Desaparición de Personas. Llamó canallas y enanos intelectuales a los trabajadores de esa confederación nacional con la que debería por Ley sentarse a dialogar. Se prometían y se reclamaban sanciones para quienes optaran libremente por ese material didáctico. Sin embargo, no hubo una sola circular que ordenara tales acciones. Ninguna firma, ningún acto administrativo. Sencillamente porque hubiera sido ilegal hacerlo. Pero otra vez, el miedo quedó instalado. El agite mediático es inversamente proporcional a las resoluciones de gobierno.

"hicieron notar que el correo electrónico enviado desde la casilla oficial de la Dirección de Media no tenía la firma electrónica de ningún funcionario"

Compartir:

Pero no sólo el miedo queda instalado. También ciertas imágenes que presentan a un gobierno preocupado por la educación, que tiene mano dura con maestros, profesores y estudiantes demasiado politizados, que propone cambios esperados por todos y resistido por corporaciones que temen perder privilegios o atrasan ideológicamente.

Cuando hace, las nueces vienen sin ruido

El consultor oficial, Jaime Durán Barba, suele decir que sus consejos o su “método científico-técnico” sólo sirven para ganar elecciones, no para gobernar. Quizás por eso el macrismo está en una campaña permanente donde decir es mejor que hacer. Esto no significa que el Gobierno de Macri no “haga” nada. Claro que hace. Pero las principales acciones de gobierno tienen que ver con la transferencia de ingresos desde los sectores asalariados a los dueños del capital, ya sea a través de la política impositiva, del endeudamiento externo o del ajuste en algunas áreas del estado, que inclusive se da más en términos de resignar la soberanía de lo público hacia lo privado que en términos de reducción del gasto total. En estas áreas encontramos la verdadera acción de gobierno. A esta centralidad del modelo económico deberíamos sumar la restricción de libertades individuales y el debilitamiento de instituciones democráticas que lo ponen en contradicción con el liberalismo pregonado en sus tiempos de oposición. Acá sí se aplica la supremacía del hacer sobre el decir. Es más, si se puede hacer en silencio, mejor.

Estrictamente en el terreno educativo, el macrismo también gobierna. Pero con acciones que no salen en las tapas de los diarios. Este año el Ministerio de Educación Nacional firmó un convenio con la fundación Cimientos por la que transitaron y transitan gran cantidad de funcionarios PRO. En el Acta, a cuyo pie sí hay firmas, no como en los instructivos ya mencionados, figuran las del Max Gulmanelli y la de Miguel Blaquier (ex abogado de la empresa Ledesma, especialista en derecho corporativo). Por este convenio la ONG, cuyos socios son bancos (HSBC, Galicia, Supervielle), financieras (JP Morgan), compañías de seguros (Zurich) y empresas multinacionales como Exxon y Coca Cola, recibirá del Ministerio cinco millones de pesos y se hará cargo de la formación docente en varias provincias argentinas. El mismo ministro que discontinuó el Plan de Formación Docente Nuestra Escuela que era de gestión estatal, le entrega la capacitación a una Fundación. Aquí hay un acto de Gobierno, pero sin cámaras ni titulares, sin debates ni apelaciones al diálogo. Hay más. La ONG Conciencia que tiene entre sus sponsors a Bayer, Nidera y empresas tabacaleras desarrolla en escuelas públicas el programa “Héroes de la convivencia”, ILSI, con socios como Coca Cola, Monsanto, DSM Nutritional Products está a cargo del programa sobre alimentación “Mi escuela saludable”, la empresa Red Creativa, dedicada a eventos sociales, corporativos, acciones publicitarias, viajes y team Works, forma parte de la capacitación de los trabajadores del programa Club de Jóvenes y Chicos.

"El mismo ministro que discontinuó el Plan de Formación Docente Nuestra Escuela que era de gestión estatal, le entrega la capacitación a una Fundación"

Compartir:

En este sentido la Secundaria del Futuro opera más como un acto de campaña que como acto de gobierno. Más allá de su inviabilidad como proyecto de reforma de la escuela media, este proyecto, como discurso, conecta con el sentido común al proponer cambiar algo que está mal para la mayoría. Se trata más de una política comunicacional que de una política educativa. Esa idea de que el gobierno se preocupa por mejorar lo que no anda bien deja su eco en el imaginario social.

Por supuesto que los documentos de la ex Secundaria del Futuro reflejan una concepción educativa donde los estudiantes son recursos humanos en proceso de adiestramiento y no sujetos del derecho a la educación. Pero esa concepción es más una cosmovisión del mundo que un proyecto pedagógico. El énfasis en el “cómo aplicar la Nueva Escuela Secundaria” que ahora reconocen los funcionarios se traduce en una mezcolanza de conceptos donde se confunden perfiles de egresado, guías didácticas, uso de TICs y afirmaciones sobre la forma de enseñar actual que muestran un desconocimiento absoluto de la realidad escolar. Pasando por alto las inconsistencias y ambigüedades de términos cómo gamificación o rúbrica colegiada, poniendo en suspenso la crítica del reemplazo de los conocimientos por los talentos y las habilidades, al indagar los aspectos más conflictivos de la propuesta se encuentra el eje de la cuestión.

Este fondo está más allá y más acá de la supuesta reforma. Ni siquiera necesita de una resolución para llevarse adelante. Dos días después de que la Unión de Trabajadores de la Educación le recordara que la pretendida novedad de acreditar materias de la universidad durante el 5to año de la secundaria existe hace 32 años y se llama UBA XXI; los funcionarios expresaron: “Con respecto a 5° año se espera generalizar las experiencias de acercamiento a los estudios superiores y al sector productivo con prácticas educativas.(experiencias formativas según cada aprendizaje)-institucionalizar lo que ya se hace, ejemplo UBA XXI, experiencias de Junior Achievement”.

"esa concepción es más una cosmovisión del mundo que un proyecto pedagógico"

Compartir:

Esta ONG que se presenta a sí misma como la mayor a nivel global para niños y jóvenes desembarcó en Argentina en 1991 y algunos de sus presidentes fueron los dueños o CEOs de empresas como Morgan Bank, Citibank, General Electric, Fiat Corporation o Sociedad Comercial del Plata, entre otras. Emprendurismo como herramienta ante la escasez de oportunidades es el concepto que más se repite en las presentaciones de la fundación. Utiliza todos los clisés que el ex ministro Esteban Bullrich recita en sus stand up. Comparte el objetivo principal de preparar a los jóvenes para un mercado de trabajo signado por la incertidumbre. En la descripción de las siete clases de su curso de Formación para el Trabajo no menciona ni una sola vez las palabras “trabajador” o “derechos”. Tampoco se mencionan estos términos ni el de capital en las clases del curso que enseña a los estudiantes cómo funciona la economía.

El conflicto provocado por el propio gobierno de Rodríguez Larreta en torno a la ex “Secundaria del Futuro” deja algunas preguntas para los sectores que rechazamos estas reformas neoliberales de tercera generación. ¿Por qué se presentó como una revolución educativa capaz de cambiar 200 años de historia algo que sólo era la “aplicación” de una resolución del Gobierno kirchnerista? ¿En qué medida el rechazo, con un paro docente y varios días de tomas de escuelas, a un proyecto que se desvanece en el aire no termina siendo solidario con la estrategia publicitaria macrista? ¿Cómo evitar quedarse discutiendo en el escenario de los gritos mientras el tero pone los huevos en otro lado?

"¿En qué medida el rechazo, con un paro docente y varios días de tomas de escuelas, a un proyecto que se desvanece en el aire no termina siendo solidario con la estrategia publicitaria macrista?"

Compartir:

Al fin y al cabo, detrás de este proyecto, aunque ya no en su letra, lo que hay es un modelo de sociedad que deposita en la educación la responsabilidad última de todas las frustraciones y, al mismo tiempo, insiste en adaptar a los estudiantes a un mundo signado por el aumento de la desigualdad, la pobreza, el racismo y la xenofobia, en formarlos para que tengan éxito en esa realidad. Esas ONG que invocan el cambio para la educación dan por naturalizado ese estado de las cosas, esas oportunidades escasas, ese mercado de trabajo que destruye empleo, ese futuro para pocos. La contradicción más grande se da entre la obligatoriedad de la escuela secundaria bajo la premisa de la igualdad de oportunidades y la filosofía del emprendedurismo como “estrategia ante la escasez de oportunidades”.

(Fotografía: Javier Vogel)


You Might Also Like

Comentarios

Dejanos tu comentario