06 / 07 | Política

MACRI AL GOBIERNO TAN BIÓNICA AL PODER


Sube feliz al escenario, sonrisa de oreja a oreja. Pero la atención se posa en otro lado, esta película ya se vió, ¿es una repetición?. No es el triunfo de Larreta lo que genera dudas. Horacio ha retenido prácticamente todo el electorado que había acompañado al PRO en las PASO, pero sumó un saquito que lo protege del frío en Costa Salguero. Es la música la que se repite; suena Tan Biónica.

Una obsesión en PRO mayor se filtra en el ambiente. Google señala que el video de la victoria en las primarias, donde se muestran los minutos previos y el instante en que Rodríguez Larreta sube al escenario a dar su discurso, ya fue buscado desde esta IP múltiples veces.

El video en cuestión cuenta con innumerables reproducciones, como si se tratara de alguien empeñado en descubrir el truco de un prestidigitador. Hay pases de magia visibles, tiempos marcados por temas de “Tan Biónica” que no pueden ser casuales. El esquema se sucede de la siguiente manera, suena el tema “La comunidad”, ingresan funcionarios a escena, comienza “Tus horas mágicas”, ingresa Larreta. No importa cuantas veces se lo mire, el timing no falla, y la causalidad comienza a vislumbrarse.


“Prefiero que hoy evitaras cuestionar,

no más estúpidos juicios de moral.

Vení a engañarte con mi lógica falaz,

es divertido y parece racional.”

“La comunidad” – Tan Biónica – Obsesionario

En 1960, cuando Kennedy lanzaba su campaña a la presidencia, Frank Sinatra cantaba un jingle que acompañaba su candidatura, el éxito “High Hopes” habia sido modificado para JFK. 120 años antes, la fórmula Harrison-Tyler de la mano de “Tippercanoe and Tyler too” dejaron a Martin Van Buren fuera de la Casa Blanca. Las canciones, los jingles, los slogans pueden ser elementos poderosos, pero ¿puede ser que haya una banda entera devota a una campaña, o dedicada a sostener un proyecto político? Montoneros intentó algo así en los setentas con “Huerque Mapu” y su disco “La Cantata Montonera”, pero, ¿el PRO?

La relación Tan Biónica – PRO es tanto un chiste como una realidad. Puede tomarse como algo totalmente secundario, o demasiado en serio. Elijo lo segundo, porque es llamativo encontrar dichas coincidencias, como exacerbarlas llegando al extremo. Pido las disculpas del caso al vasto piberío tan biónico.

Durante el evento post elecciones primarias, cuando Gabriela Michetti sube al escenario suena “Ella” de Tan Biónica, del disco Obsesionario. Cuando sube Mauricio Macri, “Ciudad Mágica”, también de Tan Biónica, pero de Destinología. Voy a las fuentes y escucho la discografía completa de Tan Biónica,

(2007) Canciones del huracán

(2010) Obsesionario

(2013) Destinología

(2015) Hola mundo

Salteo el disco en vivo en la Usina del Arte (2014), curiosamente inaugurada durante el gobierno de Macri.

El primer CD fue publicado poco después del primer triunfo en la Ciudad de Buenos Aires del PRO, pero reeditado y relanzado en 2010. Desde entonces, todos han salido meses antes de una elección clave. Con “Hola Mundo” la sincronización es extrema, salió a la venta el 18 de mayo de 2015, plena campaña. El corte de difusión, “Tus horas mágicas”, desde hace algunos meses más, ya que fue la cortina musical de la serie “Viudas e hijos del rock and roll” en Telefé.

Todos los principales nombres del PRO tienen un tema que los identifica. “Ella” (Michetti) es el primer corte de Obsesionario, “Ciudad mágica” (Macri) el primero de Destinología. “Tus horas mágicas” (Rodriguez Larreta) cambia la tendencia, es el segundo tema de “Hola Mundo”. Pero, tomando en cuenta que, de alzarse con las elecciones generales, Larreta será el segundo Jefe de Gobierno de la ciudad en la historia del PRO, los patrones parecen comenzar a vislumbrarse.

Jaime Durán Barba comenzó a colaborar con el PRO tras la derrota, en ballotage, en las elecciones 2003. En 2005, Macri introdujo los saltos a baches, pero sin música o ritmo. Eso parece haber llegado hacia 2007, cuando iba a estar bueno Buenos Aires y cantaba a lo Freddie Mercury en CQC o, al ganar las elecciones de la ciudad, bailaba Gilda. Sin embargo, no se hallaba una musicalidad propia identitaria, no tenía banda de sonido.

No tenía, pero claramente intentó tenerla. 2007 fueron tiempos en que el PRO entonaba “Arde la ciudad” alto y fuerte. Cuando se dispuso nuevamente su uso en 2011, Manu Quieto, líder de la Mancha de Rolando, interpuso un recurso legal para que se restrinja su uso. De igual manera se manifestó Mollo, líder de Divididos y ex miembro de Sumo, cuando una remera de la banda de Luca Prodan protagonizó un afiche en vía pública. El arraigado rock nacional y el barrial vedaban el paso. Tiempo de buscar algo nuevo, algo biónico.

Aquí es dónde las cosas toman un giro hacia la extravagancia. En la década del 60, el historietista Dan DeCarlo creó el cómic “Josie y las Gatimelódicas” (Jossie and the Pussycats) para Archie Comics. Este cuenta la historia de una banda de rock y sus giras por el mundo. Adaptada por Hanna Barbera en los 70’s, con una línea argumental similar a Scooby Doo, y parte del lanzamiento de Cartoon Network en latinoamérica en los 90’s; tuvo su adaptación al cine en 2001. La película terminaría siendo un fracaso, pero no sin dejar una crítica al consumismo promovido por aquellos años a través de MTV. En ella, Wyatt Frame, interpretado por Alan Cumming, es un promotor de bandas que trabaja para MegaRecords, la discográfica de Josie, quienes llevan adelante un proceso por el cual insertan mensajes subliminales en canciones de bandas pop, en el estilo de N’Sync o Spice Girls, para vender o posicionar productos y modas en el mercado.

Hasta ahora, siempre tras la salida de un disco de Tan Biónica, el PRO ha ganado las elecciones; eso es un dato duro. Es la suma de estos elementos, estos puntos en el recorrido electoral y la aparición del forzado emparentamiento musical, lo que lleva a ponderar que la banda forme parte de una maquinaria electoral que transmite ideales y objetivos aspiracionales.

“Tan Biónica me lleva a sonidos donde conviven Virus, Soda Stereo y The Killers. Una hermosa mezcla para la mejor banda argentina, para mi”, dijo nada menos que Marcelo Tinelli. Virus, Soda Stereo, Tan Biónica y uno de los mayores líderes de opinión igualando íconos pop previo a un año electoral.

¿Ha sido Jaime, para sustentar a Mauricio, capaz de sintetizar una sinópsis músico intelectual popular capaz de generar un zeitgeist inconfundible entorno al objetivo de su empresa? ¿Acaso ha hallado una especie de Santo Grial, un vehículo que sostenga su campaña a lo largo del tiempo hacia el triunfo, como hicieron Harrison y Tyler en su momento para vencer a la maquinaria demócrata que llevaba 40 años en el poder en el siglo XIX, o Sinatra para doblegar al vicepresidente del afable Eisenhower, Richard Nixon?

En este 2015 se pone nuevamente a prueba, esta vez por partida doble, la máxima biónica de triunfos electorales post lanzamiento discográfico. Superado el 5 de julio, en la ciudad queda el ballotage y después las elecciones nacionales. Hay confianza en el bunker amarillo, se colaron tras las generales: Los Pericos (“Casi nunca lo ves”), Kapanga (“Me mata”) y Ciro y los Persas (“Astros”). Conociendo las debilidades agregadas por desarrollar teorías a partir de argumentos cinematográficos, es cuestión de creer o, parafraseando a Miss Bolivia, tomarse el palo.


You Might Also Like

Comentarios

Dejanos tu comentario