01 / 02 | Mundo, Política

LA BATALLA DE HAITÍ

Shoubens Osiris Teólogo e investigador.


Entre 1791 y 1804 (13 años de lucha y de guerra) los esclavos haitianos derrotaron a las tropas de las mayores potencias coloniales de la época y proclamaron la independencia de Haití. Los esclavos rebelados derrotaron a España, después a Inglaterra y finalmente a la Francia de Napoleón Bonaparte (la primera gran derrota de Napoleón). Fue un hecho militar notable, semejante a la victoria de la Revolución Rusa contra todas las potencias imperialistas entre 1918 y 1921.

En un  libro escrito por Susan Buck-Morss llamado “Hegel y Haití: la dialéctica amo-esclavo, una interpretación revolucionaria” dice: “El deseo de la libertad de los esclavizados, superó el miedo a la muerte”. Aquellos que alguna vez se sometieron a la esclavitud demuestran su humanidad cuando se arriesgan a morir voluntariamente antes que permanecer subyugados. Con el famoso slogan “Liberté ou la Mort”, con el líder estratégico Toussaint Louverture.

Susan insiste con Hegel y la idea de que la libertad de los esclavizados no se puede garantizar desde arriba. Es necesario la auto liberación del esclavizado a través de un duelo a muerte. Solamente arriesgando la vida se mantiene la libertad. Susan menciona entonces la auto liberación del esclavo, y aplicando esta declaración con Toussaint, plantea: “Incluso si nazco esclavizado, alimentado y criado por un amo, y si mis padres y abuelos fueron todos esclavizados; soy aún libre cuando quiera, cuando tome conciencia de mi libertad. Pues la personalidad y la libertad y mi voluntad son partes esenciales de mí, y mi personalidad.”


"soy aún libre cuando quiera, cuando tome conciencia de mi libertad"

Compartir:

No solo se levantaron: se organizaron políticamente y militarmente. No solo se organizaron: disputaron el poder. Fueron los esclavizados esos que construyeron fortunas sin más retribución que unos cuantos latigazos y un pedazo de carne salada, quienes pusieron en el banquillo de los acusados a las naciones de “ciudadanía”, la “república” y la “igualdad”. Y no solo eso, además tuvieron el imperdonable atrevimiento de ganar.

La batalla empezó el día 18 de noviembre a la madrugada y se terminó el día 19 a la noche. Hubo lugar en la zona que se llama “Vertieres” por eso la batalla se denomina “Bataille de Vertieres”. En el libro de Jean –Pierre Le Glaunec (“L´Armée indigène”) escribe: “El silencio de esta batalla es casi completo en Francia, que se manifiesta por la ausencia de cualquier referencia a este acontecimiento, o en el mejor de los casos, por su tratamiento en los diccionarios, enciclopedias, libros de texto, materiales publicaciones electrónicas y académicas.”

"El silencio de esta batalla es casi completo en Francia"

Compartir:

La isla fue declarada independiente de Francia oficialmente el 01 de enero de 1804 por el Acta de Independencia de la República de Haití leído por Jean-Jacques Dessalines  a Gonaïves. Haití se convierte en la primera república negra en el mundo y el primer país de América Latina que se independizó.

Francia no reconoció esta emancipación: en 1826 Charles X exigió una indemnización de 150 millones de francos (21 millones de euro) a la joven república para que pudiera reconocer la independencia de Haití. En 1838 fue pagado en su totalidad sobre la presidencia de Jean Pierre Boyer para no caer de nuevo sobre el yugo de la esclavitud.

Flankin D. Roosvelt, el presidente de los Estados Unidos (1933-1945), decía: “Constantemente tenemos que generar una situación de guerra entre estos negros de M… (Vas nus-pieds) para destruirse mutuamente”. Y hoy, ahora, tanto tiempo después, a más de dos siglos de nuestra independencia, parece que seguimos siendo una amenaza para el continente. La Historia dirá que es obvio que somos una amenaza, porque Haití ayudó a casi todos los países de América Latina, e incluyendo los Estados Unidos, a ser independientes. Pareciera que pagamos un precio demasiado alto. Naciones Unidas mandó desde 2004 su tropa (Minustah) a controlar nuestra población civil y fue acusada de robar a los campesinos, de violar a los chicos y chicas, de dejar morir a 8.655 personas con la epidemia de cólera. Las denuncias apuntan sobre la contaminación de ríos, pero nadie dice nada: somos un país ocupado, una Nación en permanente estado de emergencia. El secretario de la ONU pidió disculpas por tanta muerte que ellos causaron. Si fueran ciertas estas denuncias, ¿acaso la ONU no debería indemnizar a las familias de las víctimas de esa epidemia? ¿La ONU cobra mensualmente por la presencia de la Minustah en el estado  “pobre” de Haití? Hay 12.994 militares y policías sobre el sol de Haití. ¿El Estado de Haití paga a 53 países del mundo? Todos repiten sin cesar “el país más pobre del mundo”. Somos, queremos ser, una Nación libre e independiente, no sostenida por los que se dicen “amigos de Haití”. Pero como reza nuestro lema la unión hace la fuerza. L’union fait la force. Viva Haití y viva la libertad. Y por eso año a año seguimos conmemorando la independencia de la República de Haití.

Haití 2


You Might Also Like

Comentarios

Dejanos tu comentario